Análisis de usuario en arquitectura

En la medida de lo posible, es conveniente realizar un análisis de usuario para conocer a las personas que utilizarán los espacios que vamos a diseñar y conocer muy bien cuáles son las actividades que ellas irán a realizar en el proyecto.

Análisis de usuario en arquitectura y programa de necesidades

Es preciso razonar detenidamente acerca de cada una de las actividades que llevarán a cabo y responder a muchas preguntas en relación a cada espacio que vayamos a diseñar.

  • ¿Qué actividades se desarrollarán en los espacios internos y en los espacios externos? (Haremos una lista de todas las actividades.) ¿Cómo se desarrollará cada actividad?
  • ¿Quién o quiénes desarrollarán dichas actividades? Sus edades, sexos, características, ideas, hábitos, costumbres y expectativas.
  • ¿Cuáles son los deseos de estas personas con relación a la forma, dimensiones, características, etc. de los espacios que se van a diseñar?

En el análisis de usuario daremos respuesta a las siguientes preguntas:

  • ¿Qué actividades se desarrollarán primero y cuáles después? (Por ejemplo, en un salón de uso múltiple pueden desarrollarse clases de danza en las primeras horas de la mañana, luego, clases de karate, por la tarde proyectarse una película y en la noche realizarse una fiesta.)
  • ¿Cuál es el mobiliario y equipo necesario para realizar adecuadamente las actividades, cuáles son sus dimensiones y características principales?
  • ¿Qué control visual requieren las actividades?
  • ¿Qué tipo de iluminación requiere el espacio para el adecuado desarrollo de las actividades?
  • ¿El tipo de ventilación a utilizar?
  • ¿Qué asoleamiento?
  • ¿Que condiciones acústicas?
  • ¿Qué instalaciones?
  • ¿Los requerimientos higiénicos?
  • ¿Qué requerimientos de seguridad?
  • ¿Qué colores y texturas?
  • ¿Las vistas que deberá tener?
  • ¿Cómo debe ser la relación con la naturaleza, con la vegetación, con el agua, etc.?
  • ¿Deberá preverse una ampliación o futuro crecimiento?
  • ¿Qué materiales de construcción conviene utilizar para la construcción de los espacios que alojen estas actividades? ¿Para las cimentaciones, las estructuras, los cerramientos, las cubiertas, los acabados?
  • ¿Qué sensaciones deseamos que transmita el espacio en donde se desarrollará la actividad? ¿Qué impacto psicológico? Por ejemplo, podemos plantear que el espacio sea alegre, informal, juvenil, o serio, formal, sobrio, que el espacio transmita sensaciones de orden, limpieza y pulcritud, que transmita sensaciones de nostalgia histórica, de recogimiento, de paz, etc.
  • ¿Será un hito o punto de referencia en el poblado, en la ciudad o en la región?
  • ¿Qué proporciones deberá tener con respecto al paisaje natural y/ o urbano?
  • ¿Qué características formales?
  • ¿Cómo hacer para que nuestro diseño contribuya a mejorar la imagen del lugar?
Quizás te interese leer:  Historia y usos del vidrio en la arquitectura.

El arquitecto norteamericano Frank Lloyd Wright fue entrevistado por Hugh Downs; en dicha entrevista Wright explicó que era necesario realizar un análisis de usuario para conocer a las personas que ocuparan el proyecto. Refiriéndose a su obra “La casa de la cascada” expresó: “Al señor Kaufmann le gustaba ese hermoso lugar, le agradaba el emplazamiento de la casa y le encantaba oír el ruido de la cascada. Por lo tanto, a ello le di mayor importancia en el proyecto. Creo que basta mirar este diseño para escuchar el salto cantarín del agua, así él puede vivir entre las cosas que le gustan, y esto se logra con el análisis de usuario”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.