Archisutra: el libro de arquitectura inspirado en posturas sexuales

Archisutra es un libro que trata el tema del sexo y el diseño. ¿Te atreves a probar algunas de las posturas que se recogen en él?

El arquitecto londinense Miguel Bolivar acaba de publicar Archisutra, un libro donde sexo y diseño son los temas principales. Archisutra se considera ya un “manual de sexo irónico donde se describen diversas posiciones sexuales de forma ingeniosa, a través del texto e imágenes explícitas que dejan volar la imaginación”.

Miguel Bolivar se preguntó un día: “¿Cómo deberíamos diseñar para el sexo? Todos pensamos en este tema y se habla muy poco”. Tras reflexionar sobre ello, decidió volcarse en este proyecto y publicar un libro que recoge algunas pautas.

El artista ha tardado más de dos años en acabar su trabajo. Las posiciones que se explican —con detalle— en el libro están inspiradas en edificios icónicos que todos conocemos, como por ejemplo, las Torres Petronas o la Torre Eiffel. A veces, incluso, se incorporan posturas basadas en muebles de diseño famosos.

“Truss Me”, “Eames it in” y “Get an Eiffel” son solo algunas de las posiciones sexuales que se explican en Archisutra

Los dibujos del libro se han inspirado en trabajos de Leonardo da Vinci y Le Corbusier, según ha asegurado el autor del libro. En particular, el Hombre de Vitruvio, un diagrama que muestra las proporciones de la forma masculina “perfecta” y en The Modulor, un desarrollo de Le Corbusier de la obra anterior.

“Sigo el ejemplo de Leonardo da Vinci y Le Corbusier; los edificios deben diseñarse en torno a la vida humana”

Si quieres más información sobre este libro puedes visitar su página oficial pinchando aquí o visitar su cuenta de Instagram. ¿Te animas a probar alguna de estas posturas?

Según Miguel Bolívar “La idea de producir el libro surgió después de escuchar la consulta de un colega ante un cliente sobre el diseño de su casa”.

“Para mi sorpresa, se sonrojó ante la petición del cliente de colocar una cerradura en la puerta del dormitorio principal y la idea de que las personas tuvieran relaciones sexuales en un edificio que ella había diseñado. Su torpeza me hizo pensar en cuán a menudo se considera el sexo cuando un arquitecto diseña un edificio y me inspiró a escribir una lengua en un libro de mejillas destacando esto”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *