Saltar al contenido
Arquitectura Pura

Arquitectura de Mesopotamia

La arquitectura de Mesopotamia significó el esplendor y la grandeza de uno de los mayores pueblos de la antigüedad. Esta cultura alcanzó grandes niveles de desarrollo y se circunscribe en una de las zonas más disputadas por la humanidad.

Mesopotamia, significa literalmente en griego «entre los ríos», esta región ubicada entre el los ríos Tigris y Eufrates comprende lo que hoy es Iraq y el este de Siria.

Una de las características de la arquitectura de Mesopotamia fue el aprovechamiento de la abundancia de agua que creó una gran riqueza natural del imperio mesopotámico.

De hecho y según la Biblia, ahí estuvo localizado el Jardín del Edén, el Paraíso. El desarrollo de Mesopotamia se  alcanzó en el neolítico.

El mayor desarrollo de la arquitectura de Mesopotamia se manifestó  con los asentamientos urbanos importantes, como Eridu o Uruk alrededor del  año 3.750 a.de C. En estas ciudades se inició el sistema de escritura que evolucionó hasta la estructura que conocemos hoy.

Aunque lo conocemos de manera general como arquitectura de Mesopotamia, en realidad es una sucesión de influencias de civilizaciones. Esta fue iniciada por los sumerios (3.000 a.c. – 2.350 a.c.) vencidos por las huestes de Sargón, rey de los acadios y que imponen su poderío hasta 1.800 a.c.

Desde el inicio de la civilización momento conviven en un mismo territorio dos importantes culturas: los asirios al norte y los babilonios al sur. 

Cada una de estas civilizaciones evolucionó de forma diferente en la arquitectura de Mesopotamia. Ambas acabarían dominadas por los pueblos guerreros llegados del este, los persas, medos y aqueménidas.

arquitectura de Mesopotamia

Las influencias de la arquitectura de Mesopotamia

La arquitectura de Mesopotamia  tenía unas fuertes raíces en su propio territorio, con recursos tan especiales que permitieron sobrevivir en un ambiente hostil.

Los métodos de la arquitectura de Mesopotamia derivan de los recursos accesibles en la misma tierra. Los palacios se disponían de acuerdo a la facilidad de obtener obreros capaces de moldear y fabricar ladrillos, una destreza escasa en esta época.

Desde los tiempos remotos la arquitecturas de  Mesopotamia y la de Egipto estuvieron ligadas por factores comunes Se sabe hoy en día que Amenofis IV señor de las provincias asirias,  tuvo estrechos lazos con los faraones egipcios. Con estos tenían fuertes lazos comerciales y una ligera similitud en la religión.

No se sabe a ciencia cierta si fue Egipto o Caldea la civilización que introdujo en la arquitectura de Mesopotamia el sistema de bóvedas. Asimismo, tampoco se sabe si estos pueblos fueron el puente arquitectónico con los pueblos asiáticos o persas.

Aunque el ladrillo cocido no fue una invención asiria o de la arquitectura de Mesopotamia, sin duda fue un sitio en la que hubo un gran avance en su construcción.

Este invento revolucionó el sistema constructivo y se ha comprobado que no era una invención en los países donde faltaba el combustible sino más bien una importación. 

El ladrillo cocido desempeñó un papel fundamental en la arquitectura de Mesopotamia y fue el momento crucial de cambios en su sistema constructivo.

No se han encontrado evidencia de construcciones de ladrillos fuera de esa zona, y a pesar de todo se han encontrado en zonas montañosas como el Tibet. Se supone que los asirios fueron los artífices de este legado a los países orientales.

arquitectura de Mesopotamia

Periodos de la Arquitectura de Mesopotamia

Periodo prehistórico

En la arquitectura de Mesopotamia, en su período prehistórico existieron cabañas de planta circular con uno y dos pilares de piedra cubiertos con yeso. 

Además, dentro de estas construcciones se han hallado sobre el  suelo calaveras humanas, lo que indica algún tipo de práctica ritual.

La ciudad más importante de la arquitectura de Mesopotamia fue Uruk, conocida en la Biblia como Erech y actual Warka en Irak. En ella, el templo de caliza fue el edificio principal del quinto nivel en Uruk, en unos  3500 a.C. aproximadamente.

La superestructura original no se ha mantenido con el tiempo, pero se conservan algunos restos como  un estrato de tierra compacta. Esto ha permitido intuir que fue un edificio con hornacinas de tamaño monumental de más o menos 76 por 30 metros.

El zigurat era una torre escalonada, epítome de la arquitectura de Mesopotamia. Esta estructura tenía como función acercar un poco más a los sacerdotes o soberanos a los dioses del cielo. Además, se supone que servía de estrado para que los dioses pudieran descender y comunicarse con los que la adoraban.

El último periodo de la arquitectura de Mesopotamia de Uruk, se incorporó el sello cilíndrico, en estrecha asociación con el uso primitivo de tablillas de barro cocido.

La forma cilíndrica permaneció como el prototipo del sello mesopotámico por los 3.000 años siguientes.

Periodo protodinástico

Se continuaron con las antiguas tradiciones constructivas de la arquitectura de Mesopotamia prehistórica. Asimismo se introdujo una nueva tipología en la arquitectura de Mesopotamia,  el templo oval.

Este era un recinto con plataforma central que sustenta un santuario. Además, los sellos cilíndricos tallados y esculturas en metal llevaban  temas mitológicos como motivos más habituales de representación y decoración constructiva.

En un gran relieve en cobre de la arquitectura de Mesopotamia se puede observar en el templo de El Obeid. Este tenía un águila con cabeza de león o leontocéfala, con las alas extendidas y que se cierne sobre dos ciervos.

Periodo acadio

La arquitectura de Mesopotamia avanzó enormemente gracias al desarrollo económico en las ciudades acadias de Sippar, Assur, Esnuna, Tell Brak y en la capital Acad. En ella, el palacio se convierte en el edificio más importante en sustitución del templo.

Periodo neosumerio

La arquitectura de Mesopotamia encontró en Ur, Eridu, Nippur y Uruk una gran relevancia con la construcción de impresionantes santuarios que incorporaron zigurats realizados con ladrillos y adobe.

Periodo arcaico babilónico

El arte más original del periodo babilónico, incluyendo arquitectura de Mesopotamia, la escultura, metalistería y la pintura mural viene de este período. 

La representación de animales, en la mayor parte del arte mesopotámico es más habitual que la representación de seres humanos.

Los frisos de Mari muestran escenas de la vida cotidiana con músicos, boxeadores, carpinteros y campesinos, una forma de decoración de la Arquitectura de Mesopotamia.

Dinastías casita y elamita

Dentro de la arquitectura de Mesopotamia se destacan dos dinastías: Los casitas y la elamita.

Los casitas eran un pueblo de origen no mesopotámico que aparecieron en Babilonia poco después de la muerte de Hammurabi en el año 1750 a.C

Los elamitas provenían del oeste de Irán y destruyeron el reino casita hacia el 1150 a.de C. Su arte aparece como una imitación provinciana de los primeros estilos de la arquitectura de Mesopotamia.

El imperio asirio

Dentro de la arquitectura de Mesopotamia, El zigurat fue la principal forma de la arquitectura religiosa asiria. En ellos, el uso de ladrillos vidriados policromáticos fue muy común en esta etapa de la arquitectura de Mesopotamia.

Eventualmente, los ladrillos decorados se convirtieron en la típica decoración arquitectónica neobabilónica con fachadas de los edificios cubiertos con cerámica vidriada.

Tukulti-Ninurta I, rey entre los años 1244 a.C. y 1207 a.C., fue el encargado de ordenar la construcción de gran parte de las obras artísticas y arquitectónicas.

Estas se realizaron en Assur, donde también construyó su propio palacio-ciudad, Kar Tukulti-Ninurta.

La arquitectura de Mesopotamia de ambos asentamientos acentuó las diferencias entre los dioses y los seres humanos.

Sargon II Rey entre el 722 y el 705 a.C., llevó el imperio desde la ciudad de nueva planta, Dur Sharrukin que abarcó 2,5  kilómetros cuadrados. Esta ciudad estaba rodeada por una muralla con siete puertas, tres de ellas decoradas con relieves y ladrillos vidriados.

En el interior del palacio se encontraba el palacio de Sargón, con más de 200 habitaciones y patios, el gran templo, las residencias y algunos templos de menor categoría. 

Cuando sucede su muerte no se había terminado gran parte del complejo arquitectónico.

Su hijo y sucesor, Senaquerib, reinó entre los años 705 y 681 a de.C. en Nínive. Este rey construyó su propio palacio al que denominó ‘palacio sin rival’, conocido como el palacio del suroeste.

arquitectura de Mesopotamia

Periodo neobabilónico

La arquitectura de Mesopotamia se fundamentó en la influencia de asirios y babilonios. Sin embargo, los babilonios no establecieron un nuevo estilo o una  iconografía auténtica. 

La creatividad neobabilónica se manifestó en la arquitectura de Mesopotamia, en Babilonia, la capital del reino.

Esta ciudad monumental fue destruida en el 689 a.de C. por Senaquerib, rey de Asiria y se reconstruyó por órdenes del rey Nabopolasar y su hijo Nabucodonosor II. 

La ciudad estaba dividida por el Éufrates y se necesitaron 88 años para construirla, desarrollarla y protegerla con doble muralla.

E-Sagila, el templo de Marduk, fue el edificio principal junto con Etemenanki. En ella un zigurat  de siete pisos fue conocido como la mítica torre de Babel de la Biblia. 

El zigurat alcanzaba una altura de 91 metros y en el piso más alto había un templo de adobes secos al sol y revestido a su vez, de ladrillos cocidos.

De esta zona se conservan pocos vestigios y ahí estaban los famosos jardines colgantes del palacio de Nabucodonosor II, una de las siete maravillas del mundo. 

La Puerta de Istar (c. 575 a.C.) es una de las pocas estructuras conservadas de la arquitectura de Mesopotamia de Babilonia.

El último rey de Babilonia, Nabonides, que reinó entre los años 556 a.C. y 539 a.C., reconstruyó la antigua capital sumeria de Ur.

En ella se incluía el zigurat de Nanna un ícono de la arquitectura de Mesopotamia, éste que competía en belleza y grandiosidad con el zigurat de Etemenanki en Babilonia. 

Su estado de conservación está casi intacto y la fachada de ladrillo ha sido recientemente restaurada.

La arquitectura de Mesopotamia se incorporó al Imperio persa y en Babilonia se convirtió en una de sus capitales administrativas, con la construcción de un palacio real.

arquitectura de Mesopotamia

Procedimientos generales de construcción

Los procedimientos de construcción de la arquitectura de Mesopotamia se pueden decir que son bendecidos por la naturaleza.

Debido a la alta composición arcillosa del suelo, la arquitectura de Mesopotamia pudo antes de poseer ningún instrumento construir las primeras edificaciones. 

Anterior a tener cualquier herramienta en la arquitectura de Mesopotamia, ya se hacían construcciones rudimentarias de arquitectura básica o vernácula.

La arcilla era un material necesario para el inicio de la historia de la arquitectura de Mesopotamia. 

Los babilonios comenzaron usando arcilla como principal material constructivo. Este material fue el más importante para la construcción de adobes y ladrillos cocidos, elemento importante en la arquitectura de Mesopotamia.

En el siglo VII se construyó el principal material empleado para las construcciones de la arquitectura de Mesopotamia de Nabucodonosor. En los relatos de Herodoto se cuenta que los muelles y las fortificaciones eran construidas con adobe.

Incluso, hasta en el génesis se menciona que la misma torre de babel fue construida con arcilla endurecida al fuego, es decir, ladrillos de adobe.

Los asirios, otros de los protagonistas de la arquitectura de Mesopotamia usaban el ladrillo cocido en los casos en que la humedad afectaba a la arcilla. Lo usual era que los ladrillos tuvieran la marca del soberano que los hizo moldear. En este sentido existe una enorme cantidad de ladrillos con el nombre de Nabucodonosor.

Otro material de la arquitectura de Mesopotamia era el betún. Este era abundante en Caldea y era una argamasa impermeable de gran uso.

Se supone que estaba hecha de cal, arena y agua, se ha encontrado en varias ruinas caldeas como Birs-Nimrud y Kars.

arquitectura de Mesopotamia

Usos de la madera y la piedra

En la arquitectura de Mesopotamia, las terrazas de las casas babilónicas estaban hechas de palmeras. Mientras tanto, en los palacios se usaban vigas de cedro y de madera preciosas traídas de zonas lejanas con grandes inversiones de recursos.

En las construcciones de piedra de Caldea tenían pilas de piedra aplomadas como un gran avance en la arquitectura de Mesopotamia. 

Las únicas ruinas que podemos ver como vestigio de la arquitectura de Mesopotamia son las ruinas de las construcciones Asirias sin empotramiento evidente.

arquitectura de Mesopotamia

Formas y proporciones de la arquitectura de Mesopotamia

Cimientos

Los constructores de la arquitectura de Mesopotamia, especialmente los babilonios, no cavaban cimientos para sus construcciones. Las tierras poseían demasiada agua y el fondo sólido estaba bastante lejos.

Debido a este hecho, se presume que por eficiencia del esfuerzo, la arquitectura de Mesopotamia renunciaba a alcanzar el nivel freático y construir cimientos. Por ello,  se apoyaba directamente sobre el suelo, interponiendo un asiento macizo entre el suelo y el edificio.

Muros

En la arquitectura de Mesopotamia, era común la construcción con ladrillos húmedos que se emplea hasta en el cuerpo mismo de los muros.

En las partes que exigen un cuidado excepcional, el ladrillo se colocaba seco. En algunas ocasiones se aplicaba un revestimiento de tierra y yeso o de tierra y cal. Esto actuaba como una capa impermeabilizante contra contra las lluvias.

El muro de la arquitectura de Mesopotamia no presenta ningún ornamento que pueda considerarse como una moldura. En este sentido el modelado de la cornisa tan simple en Egipto, en la arquitectura de Mesopotamia es totalmente desconocido.

Las estrías verticales imitan troncos pegados a un tablero de palmeras o se hacen ranuras angulosas que recuerdan el aspecto de aspilleras. Esto además de decorativo, procuraba luz y aire en las casas.

Bóvedas

El corte de la bóveda en la arquitectura de Mesopotamia lleva incrustada una franja de esmalte con jambajes completamente lisos o con animales fantásticos.

Se usan grifos, toros alados y águilas antropomórficas que los asirios veneraban como las divinidades guardianas de las puertas de los palacios.

La arquitectura de Mesopotamia en Asiria usaba la bóveda de ladrillo y la empleaban debido a la  falta de madera. Usaban la  cúpula, este tipo de bóveda responde mejor a esa condición. Las únicas bóvedas asirias que han perdurado son bóvedas de galerías.

Columnas

En la arquitectura de Mesopotamia, los bajorrelieves asirios representan a las columnas llevadas por leones y leones alados . Algunas se han hallado en Khorsabad y en Nimrud sin que se haya podido determinar el papel que desempeñaban en la ordenación constructiva.

Los asirios usaron un conjunto híbrido de capiteles y fustes de diferentes procedencias. En las llanuras arcillosas del Tigris o del Eufrates solo el ladrillo podía usarse como material regular de las construcciones.

Monumentos

En Asiria y en la arquitectura de Mesopotamia, el palacio tiene un lugar importante ya que se engloba como anexos a los templos dentro de sus propias murallas.

La arquitectura de Mesopotamia se basa en el culto a la monarquía que domina todos los aspectos de la vida de Asiria. En Babilonia, el desarrollo de la arquitectura de Mesopotamia se basa más en el culto a lo religioso.

Las torres de Babil y Birs-Nimrud fueron los principales monumentos de Babilonia. Estos eran a la vez, templos y observatorios. También existían palacios exclusivamente destinados a los dioses.

La casa mesopotámica

En la arquitectura de Mesopotamia destinada a la vivienda había habitaciones en forma de pabellones cubiertos por una cúpula esférica con un peralte y  una abertura de ventilación.

En Babilonia las casas eran de tres y cuatro plantas. Las más comunes eran de una planta con cielo raso y sin aberturas sobre la vía pública, solo una puerta situada fuera del alcance de la vista.

Encima de las piezas de habitación había una galería abierta construida con pilares de ladrillos que soportaban a la terraza.

Las casa asiria eran de doble terraza y la segunda terraza presentaba  bajorrelieves con una rica vegetación.

El palacio

Un rasgo característico de la fisonomía de los palacios en la arquitectura de Mesopotamia en Asiria era la ausencia de ventanas en las plantas bajas. 

La luz interior provenía de los patios y penetraba por las impostas de las puertas. Los kioscos eran las dependencias obligadas de los palacios y los principales ornamentos de los parques. 

El emplazamiento se hacía donde la vista se extendiera más allá del horizonte. El palacio de la arquitectura de Mesopotamia se encontraba rodeado grandes muros y patios con enormes dimensiones con soberbias puertas exteriores.

Los palacios se dividen en tres partes:

  • Las salas públicas de audiencia 
  • La sala central del trono llamada Selamlik 
  • Las habitaciones privadas del rey con el harén.

1280x720 7 22

La ciudad

Las ciudades de la arquitectura de Mesopotamia tenían calles alineadas que normalmente  orientaban los ángulos de las casas hacia los puntos cardinales. Con ello repartían entre los cuatro lados del edificio las ventajas y desventajas del sol.

En las ciudades habían magníficas defensas que rodeaban a la ciudad en su contorno. En Mesopotamia la clásica fortificación no solo trataba de defenderse contra el enemigo exterior si no que se contenían posibles insurrecciones internas.

Las fortificaciones de Babilonia eran triples, las murallas eran construidas en tierra con basamentos de piedra flanqueadas de torres de planos cuadrados.

arquitectura de Mesopotamia

Los Zigurats: El éxito de la arquitectura de Mesopotamia

Los zigurats fueron en la arquitectura de Mesopotamia la escalera que permitía comunicar el mundo terrenal con el imperio celestial de los dioses.

Su concepto arquitectónico no era muy distinto a las catedrales góticas y románicas medievales. Los zigurats de la arquitectura de Mesopotamia dominaban la silueta de las grandes ciudades y eran visibles desde lejos.

Debemos ubicarnos en el emplazamiento de Mesopotamia y recordar que era una vasta llanura de cientos de kilómetros cuadrados sin relieves. En este sentido, el zigurat le permitía a los reyes demostrar su poderío y a la población del interior sentirse abrumados por los dioses.

Estas torres escalonadas representaban no sólo el poderío y el esplendor de la ciudad, sino de su rey y el dios protector del rey. El término zigurat proviene del verbo acadio zaqaru, que significaba “construir en alto”.

A pesar de las múltiples referencias, incluso hasta en la Biblia, al día de hoy no se han encontrado zigurats íntegros y que puedan estudiarse in situ. No obstante, la realidad arqueológica es distinta. En el sur de Mesopotamia, en Babilonia, se hallaron vestigios de quince zigurats.

Los más destacados son los de:

  • Eridu
  • Uruk
  • Ur
  • Larsa
  • Nippur
  • Kish
  • Borsippa
  • Sippar
  • Dur-Kurigalzu
  • Babilonia

Del mismo modo, en Asiria se encontraron partes de cinco zigurats:

  • Assur
  • Kalhu
  • Dur-Sharrukin
  • Kar-Tukulti-Ninurta
  • Qatara 

Los zigurats se presumen que eran las principales construcciones religiosas, aunque algunos arqueólogos insinúan que eran edificios multipropósito. Algo similar a un centro comercial actual, en los que había mercado, templo, palacio y centro social.

En las abrasadoras temperaturas de verano, se cree que puedan haber sido algo así como las ciudades subterráneas de Canadá en invierno o del norte australiano en Verano.

Configuración