Analogías en arquitectura; Proyectos análogos

Sígueme en Google Noticias

Las analogías en arquitectura representan el proceso de diseño y conceptualización donde los arquitectos se inspiran en elementos, principios o procesos ajenos al campo estrictamente arquitectónico para desarrollar proyectos innovadores y soluciones creativas. Este enfoque permite trasladar ideas y conceptos de disciplinas como la biología, la literatura, la sociología, la tecnología, e incluso el arte, hacia el diseño de edificios, espacios urbanos y paisajes, enriqueciendo la práctica arquitectónica con nuevas formas, funciones y significados. Por ejemplo, un edificio cuyo diseño se inspira en las alas de una mariposa es una analogía que busca reflejar la ligereza y la simetría en su estructura arquitectónica.

Edificio Gherkin en Londres
Edificio Gherkin en Londres

Una de las aplicaciones más destacadas de las analogías en arquitectura es la biomimética, que implica el diseño de estructuras inspiradas en soluciones encontradas en la naturaleza. Por ejemplo, el Edificio Gherkin en Londres, diseñado por Norman Foster, se inspira en la forma y estructura de un pepino de mar, buscando optimizar la circulación del aire y reducir el consumo energético. Este enfoque no solo mejora la eficiencia energética de los edificios sino que también promueve una integración más armónica con el entorno natural.

Guggenheim
Guggenheim

Otro ejemplo de las analogías en arquitectura es la inspiración en elementos históricos o culturales para diseñar espacios que reflejen o rindan homenaje a ciertas tradiciones o valores. El Museo Guggenheim de Bilbao, diseñado por Frank Gehry, puede interpretarse como una representación moderna de las formas orgánicas y fluidas presentes tanto en el arte contemporáneo como en la tradición marítima del País Vasco, conectando el diseño arquitectónico con el contexto cultural y geográfico de su ubicación.

Proyectos análogos o analogía
El Gran teatro de Wuxi, diseñado por el arquitecto finlandés Pekka Salminen. La forma de los ocho techos están inspirados en una mariposa, encaramada en la orilla de un lago

La analogía también se extiende al ámbito urbano y de planificación, donde conceptos de otros campos pueden influir en la forma de concebir el espacio público y la organización de las ciudades. Por ejemplo, la idea de "ciudad como organismo" sugiere que una ciudad puede ser diseñada considerando analogías con sistemas biológicos, donde diferentes partes de la ciudad funcionan como órganos interconectados que contribuyen al bienestar del conjunto.

Quizás te interese leer:  La escalera, definición, partes y tipos

En el ámbito educativo y teórico, la analogía sirve como herramienta didáctica para explicar conceptos complejos de arquitectura y diseño urbano, facilitando la comprensión mediante la comparación con ideas familiares o conocidas. Esta técnica pedagógica no solo enriquece el proceso de aprendizaje sino que también fomenta el pensamiento crítico y la innovación entre los estudiantes de arquitectura.

La utilización de analogías en arquitectura demuestra la capacidad de los arquitectos para cruzar fronteras disciplinarias, integrando conocimientos y técnicas de diversas áreas del saber en la búsqueda de soluciones arquitectónicas que sean tanto funcionales como estéticamente significativas. Este enfoque interdisciplinario no solo enriquece el campo de la arquitectura sino que también contribuye al desarrollo de soluciones innovadoras frente a los retos contemporáneos de la sostenibilidad, la habitabilidad y la integración social.

Proyectos análogos o analogía en arquitectura
La capilla de Notre Dame du Haut en Ronchamp, Francia, conocida informalmente como Ronchamp, Del arquitecto Le Corbusier adopta un enfoque orgánico, su analogía en cuanto al techo se basa en una concha de cangrejo

Cuando desarrollamos un diseño es conveniente conocer (ir a visitar o ver en libros y revistas) diseños similares, ya sea nacionales o extranjeros; y, más importante aún, analizar proyectos análogos o similares que esté en funcionamiento. La analogía es el medio básico de la lógica subjetiva de las personas, basado en la sistemática aproximación a la comparación de objetos. Hacer analogías desarrolla la intuición y la imaginación, como de hecho es el resultado de la síntesis cualitativa de la aparición del sistema técnico por una lejana similitud. El desarrollo profesional de los diseñadores está relacionado con la gradual adquisición y desarrollo de la capacidad de las técnicas sinécticas.

  • ¿Cómo funciona el local?
  • ¿Qué contradicciones se presentan?
  • ¿Están bien resueltos los flujos?
  • ¿Qué ocurre con las circulaciones?
  • ¿Hace falta algunos espacios?
  • ¿El local es fresco? ¿Caluroso? ¿Por qué?
  • ¿Qué espacios se utilizan más?
  • ¿Cuál es su forma? ¿Cómo es su estructura?
  • ¿Qué problemas observamos?
Quizás te interese leer:  La capilla Notre Dame DU HAUT diseñada por le Corbusier

El conocimiento de los proyectos análogos es importante porque a través de su análisis encontraremos las contradicciones que debemos superar. Estudiaremos su funcionamiento, sus espacios, su forma y su construcción y de este análisis sacaremos muchas ideas nuevas que enriquecerán nuestro diseño. Tal vez nos demos cuenta que hace falta un espacio para determinada actividad, por ejemplo, un espacio para almacenar algo, o que no se contempló la posibilidad que accedan personas discapacitadas al local, etc.

Auditorio de Tenerife Santa Cruz Canary Islands
El techo del Auditorio del Auditorio de Tenerife, Santa Cruz, esta inspirado en la curva, como una hoja de palma.

De la práctica sacamos la teoría. Del análisis de los proyectos análogos iremos sacando las ideas para que nuestro diseño responda mejor a las necesidades de los usuarios.

Habilidades del diseño arquitectónico

El aprendizaje de cómo diseñar debe incluir el ir adquiriendo gradualmente la habilidad de registrar en nuestras mentes los detalles de las edificaciones y espacios urbanos que veamos en la realidad y en los libros, revistas, películas, etc. Recordar proporciones, colores, texturas, muebles, decoración, detalles constructivos, etc. La capacidad y habilidad para diseñar obras de arquitectura tiene mucho que ver con la mayor o menor cantidad de imágenes de obras de arquitectura y de espacios urbanos que tenemos grabados en nuestras mentes.

 Unitarian Meeting House
Unitarian Meeting House de Frank Lloyd Wright en Madison, Wisconsin, una iglesia cuya estructura recuerda dos manos unidas en oración

Es conveniente aprender a calcular rápidamente las dimensiones de edificios, calles, plazas, etc. Para esto es muy útil conocer cuánto miden nuestros pasos y cuánto miden nuestras cuartas y nuestros pulgares para poder calcular aproximada y rápidamente las dimensiones de los espacios y de los objetos sin estar dependiendo de cintas métricas.

Incluso debemos ser capaces de calcular las dimensiones de los edificios, calles, plazas, lotes de terreno, altura de postes, etc. con sólo verlos. Esto lo lograremos ejercitándonos. Poco a poco nos daremos cuenta de que no necesitaremos utilizar cintas métricas para calcular las medidas porque al observar diferentes objetos o dibujos los mediremos “al ojo”. Cuando visitemos una edificación o un espacio urbano o veamos el dibujo de un edificio podremos calcular sus dimensiones con una mirada.

Quizás te interese leer:  El Imperio Persa: Arte y Arquitectura

El uso de analogías facilita la exploración de nuevas posibilidades en el diseño arquitectónico, ya que permite a los profesionales y estudiantes ver más allá de las soluciones convencionales y encontrar inspiración en el mundo que los rodea. Estas analogías pueden ser estructurales, funcionales o conceptuales, dependiendo de cómo se apliquen en el diseño:

  • Analogías estructurales: se basan en la imitación de formas estructurales de la naturaleza o de otras construcciones, buscando eficiencia y estabilidad. Un ejemplo destacado es la Casa de la Cascada de Frank Lloyd Wright, que imita la estructura y la armonía de las rocas y el agua en su entorno natural.
  • Analogías funcionales: implican la adaptación de principios funcionales observados en otros campos, como los sistemas de ventilación natural inspirados en la termorregulación de los termiteros, para crear edificios más sostenibles y energéticamente eficientes.
  • Analogías conceptuales: se refieren a la incorporación de ideas y conceptos abstractos en el diseño arquitectónico, como puede ser la utilización de la narrativa para estructurar el espacio y crear secuencias de movimiento y visuales en un edificio, inspirándose en la forma en que se desarrolla una historia o un guion cinematográfico.

La utilización de analogías en la arquitectura no solo promueve la innovación y la sostenibilidad sino que también fomenta una mayor conexión emocional y cultural entre los espacios construidos y sus usuarios. Al integrar conceptos de diversas disciplinas, los arquitectos pueden responder de manera más efectiva a los desafíos sociales, ambientales y tecnológicos contemporáneos, creando espacios que reflejen las complejidades y riquezas de la experiencia humana. Este enfoque interdisciplinario subraya la importancia de la creatividad y la exploración en el proceso de diseño, destacando el papel de la arquitectura como un campo en constante evolución que se nutre de un diálogo continuo con otras áreas del conocimiento.

Subir