Arte Abstracto

El arte abstracto es un movimiento internacional que domina todo el siglo XX. Está en desacuerdo con una concepción tradicional del arte como una imitación de la naturaleza. No representa sujetos u objetos del mundo natural, sino formas y colores por sí mismos.Arte Abstracto

Una de las capacidades distintivas del ser humano es la de la abstracción intelectual; es decir, estudiar por separado disciplinas del conocimiento que frecuentemente se presentan juntas.

O considerar individualmente las características que se integran en un objeto de estudio. Así, cuando se estudian modelos de automóvil concentrándose solamente en el rendimiento del motor, se está haciendo abstracción de todas las demás características.

Es así como existen disciplinas de conocimiento que se pueden estudiar de manera abstracta, dejando por fuera su relación con la realidad. Uno de los ejemplos más notables de esto es la matemática.

Esta disciplina sirve en ingeniería, música o economía, pero se puede estudiar como algo abstracto, dejando de lado su relación con la realidad.

En este sentido, el concepto de “abstracto” se entiende como aquello que se estudia sin representar, o separado directamente de la realidad del mundo.

Concepto de Arte Abstracto.

En este sentido, se construye entonces la definición de Arte Abstracto: es el arte en el que la pieza artística no representa objetos o situaciones calcadas de la realidad.

En el arte abstracto, la intención es llegar al espectador a través de elementos artísticos que componen las piezas de maneras innovadoras y no necesariamente reconocibles.¿Que es el arte abstracto?

Se entiende entonces que el Arte Abstracto es opuesto al Arte Figurativo. En este último, la intención es representar escenas o personajes de la realidad de la manera más fidedigna posible (como se hace al representar escenas históricas), o de la manera más verosímil posible (como en el caso de representaciones fantásticas o mitológicas).

Llegados a este punto, es posible definir Arte Abstracto en función de lo que es, y no en función de lo que no es: el Arte Abstracto es conceptual, un tipo de arte que se crea a partir de piezas sueltas que forman parte de la idea representada, y permiten que el espectador reconstruya esa idea.

Características del arte abstracto

A medida que la abstracción no tiene ningún compromiso de representar la realidad una de sus características más llamativas es a ser un contrapunto al concepto de arte realista. Así, las obras son más conceptuales y se alejan de lo que era conocido como arte clásico.

Las obras pueden tener elementos relacionados a la emoción o a la intuición, como una forma de libertad de expresión del artista, sin necesidad de representación de una figura y sin comprometimiento en transmitir la realidad. En muchas obras la representación es de un sentimiento.

Por ser así, otra característica del arte abstracto es libertad, tanto para el artista y para el público, que tiene libertad para apreciar e interpretar la obra, sin compromisos con la realidad.

El uso de formas geométricas, líneas rectas y curvas y muchos colores es también muy presente, especialmente en la pintura. Las formas son más simples y el contraste, entre los colores, luces y sombras es muy usado.

Por tener esas características irreales y distantes de la realidad el arte abstracto también permite que se hagan muchas interpretaciones diferentes sobre el sentido de las obras.

Manifestaciones del Arte Abstracto.

El Arte Abstracto se manifiesta con más frecuencia en las artes visuales: pintura, arquitectura, escultura. Es en estas manifestaciones en las que el proceso de abstracción se revela más cómodo de introducir por el artista, y en estas manifestaciones es más fácil para el espectador y para el estudioso comprender cómo se hace presente la abstracción.

Con todo, otros géneros también pueden ser Arte Abstracto: música o literatura. Dentro de este último género, en particular la poesía permite interesantes composiciones abstractas.

Por supuesto que para el espectador puede ser complicado o poco intuitivo percibir el Arte Abstracto cuando no aparece en forma visual. Por ello, la mayoría de las consideraciones que siguen se referirán a las artes visuales.

Pintura en el Arte Abstracto.

Para mucha gente, la intención de la pintura o el dibujo es representar situaciones, entornos, o personajes que se asemejen a la realidad. El nivel de similitud dependerá de la intención del artista. Puede ser muy fiel y detallada, como en el caso de la pintura clásica; o menos detallada, como en la caricatura.

Entonces, cabe preguntarse qué ocurre si el nivel de similitud se reduce, intencionalmente, hasta hacerlo casi inexistente. Que el pintor o dibujante componga su obra a base de trazos, a base de formas elementales o a base de combinaciones de color.

Y que con ello busque obtener del espectador una respuesta inusual. En ese momento, se está haciendo abstracción: se elige un elemento artístico, o unos pocos, se separa del contexto, y se presenta aislado.

Escultura en el Arte Abstracto.

El caso de la escultura es similar al de la pintura: la obra prescinde de imitar a situaciones o personajes. Solo que esta vez, dado el carácter tridimensional del trabajo, se suele dar más peso a la forma y a los volúmenes para lograr efectos interesantes. Por supuesto que se incorpora el color a la obra para acentuar el efecto, pero no se usa por sí solo.

Con frecuencia se recurre en las esculturas abstractas a juegos de luces y sombras, lo que puede lograrse colocando la obra en exteriores. También es usual la interacción directa con el espectador, creando obras que éste puede tocar y mover. Esta es una manera de provocar reacciones en el público.

Arquitectura en el Arte Abstracto.

La Arquitectura es una de los géneros en los que el Arte Abstracto se manifiesta de modo más natural, al punto de que decir “Arte Abstracto arquitectónico” es casi una redundancia. Pero hay que ir por partes. Por un lado, la arquitectura tiene una faceta utilitaria de la que no se puede desligar; que la vincula con la ingeniería civil. Esta es su faceta concreta y su relación con la realidad.

Por otra parte, y es aquí donde la abstracción entra en escena, la faceta estética de la arquitectura es la que la hace bastante abstracta. Hay que separar los elementos pictóricos y escultóricos que el arquitecto agrega a la obra para enriquecerla.

Elementos como cornisas, fachadas y portales, que con son bastante notorios en la arquitectura románica y gótica, son ejemplo de elementos abstractos que se usaron para transmitir la idea de grandeza o de religiosidad. Con el tiempo, los arquitectos han sabido trabajar con más elementos para modelar el espacio y transmitir sensaciones.

Música en el Arte Abstracto.

Por lo general se considera que la música es en sí misma, abstracta. Sin embargo, a veces se habla de “Música Abstracta” como un género particular que usa el sonido de la música en sí mismo como mecanismo para transmitir ideas.

En este sentido, se suele considerar la música que no incorpora letra como abstracta: desde la percusión primitiva hasta la música electrónica contemporánea, pasando por las grandes composiciones orquestales. Así, las canciones y en general los géneros líricos como ópera y zarzuela, quedan fuera de ser considerados como abstractos.

Arte Abstracto Literario.

La literatura más convencional o figurativa suele ser en esencia la narración de una historia, que básicamente tiene un comienzo, un desarrollo y un final. Esta construcción lineal se considera similar a la pintura figurativa; en ella, los hechos narrados son versiones de la realidad.

La literatura abstracta tiende a romper con ello, construyendo relatos en apariencia absurdos, o que se pueden leer en otro orden, o que incluyen expresiones completamente inventadas. Y aunque la prosa permite estos juegos, en la poesía se logra acentuar de manera más notable el efecto.

Otras formas de Arte Abstracto.

Hay tantas formas de abstracción artística como géneros hay. El cine, el vídeo (que se combina con la música a través de los vídeos musicales), el graffiti y los juegos son ejemplos de géneros donde los elementos abstractos pueden aparecer como ingrediente principal o accesorio de la obra.

La expresión abstracta se hace presente con mayor énfasis en el arte contemporáneo, probablemente debido al ansia de los artistas por experimentar, de romper esquemas y de impresionar al espectador. Ese efecto suele buscarse a través de recursos inesperados, que tienen en la abstracción su aliado más confiable.

Pero el Arte Abstracto es utilitario también. No solo en la arquitectura; también hay un ejemplo bastante notable en el arte publicitario, que con frecuencia recurren a símbolos (los más conocidos son los emblemas y logotipos), a colores que se asocian a ciertos estados de ánimo, o a texturas como las usadas en algunas tarjetas de presentación.

El Arte Abstracto en la Historia.

La Historia del Arte Abstracto va de la mano con la propia Historia del Arte. Los pictogramas, petroglifos o jeroglíficos son ejemplos de creaciones artísticas abstractas, aunque algunos de estos símbolos tuvieran formas reconocibles (Aves o serpientes, pero también formas geométricas más o menos complejas).

Sin embargo, esta abstracción tenía la intención clara de significar algo, y no se cultivaba la abstracción en sí misma. Quizá sea más correcto hablar entonces, en lugar de abstracción, de simbolismo.

En tiempos más recientes, los artistas han mostrado de modo más evidente un deseo o una tendencia a expresarse de maneras distintas, no solo imitando la realidad. Sino interpretándola mediante el uso de elementos aislados.

Pero esta vez, al contrario de los símbolos, no se le explica al espectador qué significa cada cosa, sino que se le da libertad de hacerse una idea propia al enfrentarse al trabajo del artista.

Algunos tipos de Arte Abstracto.

Los tipos de Arte Abstracto son bastante numerosos, dependiendo del criterio empleado para su clasificación.

Se puede hablar de Arte Abstracto de la forma, en el que lo importante para la obra son las formas incorporadas en el trabajo. Algunas obras abundan en trazos curvos y orgánicos, como las de Joan Miró;

Otras apuestan por los trazos rectos, geométricos y precisos, como las de Piet Mondrian. A veces hay combinaciones de ambas, como es al caso se Vassily Kandinski.

En algunas obras es importante el color y la iluminación para transmitir sensaciones, como en ciertas obras de Claude Monet o de Vincent Van Gogh.

Para otros tipos de Arte Abstracto, lo importante no es la obra en sí, sino el proceso de creación de la misma. Allí entran en juego los materiales utilizados, el ambiente que rodea al artista mientras crea la obra, o incluso su estado de ánimo o su atuendo.

Abstraccionismo geométrico

El arte abstracto geométrico tuvo una gran influencia del movimiento cubista y del futurista, con el uso de formas geométricas y con una característica más racional y dura en las representaciones. Las líneas y los colores se utilizan para representar y formar figuras geométricas.

Piet Mondrian – Composición en rojo, azul y amarillo (1930)

Abstraccionismo informal

El arte abstracto informal tiene características diferentes. El abstraccionismo informa fue muy influenciado por el movimiento expresionista.

La técnica ha producido que las características presentes como la presencia de elementos más emocionales, así como más libertad en la forma de expresión artística.

En el arte abstracto informal, al contrario de lo que sucede en la geométrica, los colores y las formas usadas representan el universo interno de emociones, sentimientos o sensaciones.

Paul Klee – Pierrot Lunaire (1924)

Destacados representantes del Arte Abstracto.

Muchos artistas se destacaron en la producción artística abstracta, especialmente en la pintura, en las esculturas y en las artes plásticas.

Los más destacados artistas abstractos han sido pintores y escultores: los ya mencionados Miró, Kandinski, Monet, Mondrian. y Van Gogh. Pero también destacaron Paul Klee, pintor alemán de tendencia expresionista; Pablo Picasso, español; uno de los máximos exponentes del cubismo.

Otro de los más destacados representantes del Arte Abstracto fue Víctor Vasarely, artista francés de origen húngaro, que ha pasado a la Historia del Arte como padre del género conocido como Op Art. Este género es especialmente interesante porque las obras son el resultado de efectos ópticos logrados a base de forma y color, en precisas composiciones geométricas.

En lo tocante a la escultura abstracta, uno de los representantes más conocidos es Jean Arp, escultor francés de origen alemán. Este artista destaca por sus esculturas curvas y fluidas, casi orgánicas.

El Arte Abstracto en el siglo XXI

En el siglo XXI el Arte Abstracto se sigue cultivando extensamente, aunque dados los nuevos recursos que permite la tecnología, puede que la pintura abstracta pase a ser una tendencia más bien tradicional. Con todo, artistas como Dominique Gaultier, Albert Le Diuzet o Gabino Amaya Cacho, están marcando tendencias en la pintura abstracta.

Pero nuevas opciones se siguen presentando desde finales del siglo XX con la llegada de las tecnologías digitales. Gráficos por computadora modelados matemáticamente, como es el caso de los fractales, le otorgan nuevos aires al Arte Abstracto.

Se puede sumar a esto el modelado de objetos en 3D por computadora. Estos modelos no tienen que ser copias o variaciones de elementos del mundo real. Pueden ser formas concebidas en la mente del artista. Y con el uso de recursos de impresión en 3D, las obras pueden materializarse en el mundo físico.

Por otra parte, la interacción con las obras digitales se puede dar de otra manera: la tecnología en Realidad Virtual permite que el contacto con la obra se de sin materializar la misma. Esta interacción puede variarse a gusto del artista, para que no sea igual a lo que ocurriría en la realidad, sino que responda a lo que la abstracción del creador considere más interesante.

Futuro del Arte Abstracto.

El Arte Abstracto tiene posibilidades en cantidad a la luz de los recursos disponibles en la actualidad, pero esas posibilidades crecen en la medida de que nuevos recursos son creados y se ponen a disposición de la creación artística. El vídeo, la publicación a través de la Internet, le dan al artista posibilidades de creación y publicación impensables a mediados del siglo XX.

En el nuevo siglo, se presentan recursos como la Inteligencia Artificial, que podría ser capaz de crear arte sin intervención humana. Este será sin duda un nuevo reto para la capacidad creativa de las personas.

Otra tendencia podría ser la creación colectiva de obras de arte; esta actividad ya existe en la actualidad, pero con la difusión en redes puede alcanzar niveles planetarios.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.