Qué es el microcemento y cómo se aplica

Sígueme en Google Noticias

El microcemento es un revestimiento decorativo continuo que se aplica sobre superficies horizontales y verticales, tanto en interiores como en exteriores. Se compone de una mezcla de cemento, resinas y aditivos, y se caracteriza por ser muy fino y tener un acabado liso y uniforme.

La aplicación del microcemento se realiza en varias capas, cada una de ellas con un espesor máximo de 2-3 mm. La superficie sobre la que se va a aplicar debe estar limpia, seca y libre de polvo, grasa y restos de otros materiales. Si se trata de una superficie ya existente, esta debe estar preparada con una imprimación específica para el microcemento.

Es ideal para cubrir superficies, entre otras, de hormigón, cemento, azulejos, baldosas, yeso, pladur, metal, plástico, gres, mármol, y un largo etc.

Sus usos principales suelen ser en paredes y suelos, ya que aporta continuidad creando una mayor sensación de amplitud. Su adherencia a todas las superficies hace que el sistema microcemento sea ideal también para baños y cocinas, donde no habrá que retirar los antiguos azulejos, puesto que la colocación puede realizarse por encima. Otro de los usos principales es en el mobiliario de exteriores, gracias a la estética decorativa de su acabado y a su excelente durabilidad.

El proceso de aplicación del microcemento consta de los siguientes pasos:

  1. Preparación de la superficie: se debe limpiar y lijar la superficie, y aplicar la imprimación específica para el microcemento.
  2. Aplicación de la primera capa de microcemento: se aplica una primera capa de microcemento, que se debe dejar secar durante un periodo de tiempo determinado.
  3. Aplicación de la segunda capa de microcemento: se aplica una segunda capa de microcemento, que se debe dejar secar durante un periodo de tiempo determinado.
  4. Lijado: se lija la superficie para obtener un acabado uniforme y eliminar las posibles irregularidades.
  5. Aplicación de la capa de sellado: se aplica una capa de sellado para proteger el microcemento y conseguir un acabado resistente y duradero.
Quizás te interese leer:  Pavimento permeable

El microcemento se puede utilizar en todo tipo de superficies, como paredes, suelos, encimeras, escaleras, piscinas, baños, cocinas, etc. Además, se puede personalizar en cuanto a colores, texturas y acabados, lo que lo convierte en una opción muy versátil y atractiva para la decoración de espacios.

 

Aplicación microcemento
Aplicación microcemento en suelo exterior.

Donde se aplica el microcemento 

El microcemento se puede aplicar en una gran variedad de superficies, tanto en interiores como en exteriores. Algunas de las áreas donde se puede aplicar el microcemento son:

  1. Suelos: El microcemento es muy utilizado para revestir suelos en interiores, especialmente en áreas de alto tráfico, como pasillos, salas de estar, cocinas, baños, etc. También se puede utilizar en exteriores, como terrazas, patios, piscinas, entre otros.
  2. Paredes: El microcemento es ideal para revestir paredes interiores y exteriores. Su acabado continuo y sin juntas le da un aspecto moderno y minimalista a las paredes, y se puede personalizar en una gran variedad de colores y texturas.
  3. Encimeras: El microcemento es muy utilizado para revestir encimeras de cocinas y baños debido a su resistencia a la abrasión y la humedad.
  4. Escaleras: El microcemento es ideal para revestir escaleras tanto interiores como exteriores, ya que se adapta perfectamente a la forma curva de las mismas y es resistente a la abrasión.
  5. Mobiliario: El microcemento también se puede aplicar en mobiliario, como mesas, estantes, etc. debido a su resistencia y durabilidad.

En general, el microcemento es un material muy versátil y se puede aplicar en una gran variedad de superficies para lograr un aspecto moderno y personalizado. Sin embargo, es importante contar con un profesional con experiencia en la aplicación de este material para lograr un resultado óptimo.

Quizás te interese leer:  Muro de contención, materiales, economía y aplicaciones

Características del microcemento

El microcemento es un revestimiento decorativo con una serie de características que lo hacen muy atractivo para la decoración de interiores y exteriores. Algunas de sus características más destacadas son:

  1. Resistencia: el microcemento es un material muy resistente, capaz de soportar el desgaste diario y la abrasión. Es muy utilizado en suelos y paredes por su alta resistencia a golpes y arañazos.
  2. Impermeabilidad: el microcemento tiene la capacidad de repeler el agua y otros líquidos, lo que lo convierte en un material ideal para superficies en contacto con el agua, como piscinas, baños, cocinas, etc.
  3. Adherencia: el microcemento se adhiere muy bien a cualquier superficie, lo que facilita su aplicación sobre distintos materiales, como azulejos, mármol, cemento, yeso, entre otros.
  4. Versatilidad: el microcemento es un material muy versátil, que permite una gran variedad de acabados y texturas, lo que permite personalizar cualquier ambiente de acuerdo a los gustos y necesidades del cliente.
  5. Fácil mantenimiento: el microcemento es fácil de mantener y limpiar, lo que lo hace ideal para ambientes de alto tránsito o de uso intensivo.
  6. Espesor mínimo: el microcemento es un material muy fino, por lo que su aplicación no requiere de grandes obras y remodelaciones.
  7. Sin juntas: el microcemento se aplica de manera continua, sin necesidad de realizar juntas, lo que aporta un aspecto moderno y minimalista al ambiente.

En resumen, el microcemento es un material que combina estética, resistencia y versatilidad, lo que lo convierte en una excelente opción para la decoración y revestimiento de todo tipo de espacios.

Quizás te interese leer:  Uso de drones en arquitectura, construcción y mantenimiento de edificios

Ventajas y desventajas del microcemento

El microcemento es un material muy utilizado en la decoración y revestimiento de interiores y exteriores debido a sus múltiples ventajas. Sin embargo, como cualquier otro material, también presenta algunas desventajas. A continuación, se detallan algunas de las ventajas y desventajas del microcemento:

Ventajas:

  1. Fácil aplicación: el microcemento se aplica de forma rápida y sencilla, sin necesidad de grandes obras o remodelaciones, lo que reduce el tiempo y el costo de instalación.
  2. Personalización: el microcemento permite una gran variedad de acabados y colores, lo que lo convierte en un material muy versátil que se puede adaptar a cualquier estilo y diseño.
  3. Durabilidad: el microcemento es un material muy resistente y duradero, capaz de soportar el desgaste diario y la abrasión.
  4. Fácil mantenimiento: el microcemento es fácil de mantener y limpiar, lo que lo hace ideal para ambientes de alto tránsito o de uso intensivo.
  5. Sin juntas: el microcemento se aplica de manera continua, sin necesidad de realizar juntas, lo que aporta un aspecto moderno y minimalista al ambiente.

Desventajas:

  1. Costo: el microcemento es un material más costoso que otros revestimientos, como la pintura o el papel tapiz.
  2. Preparación de la superficie: la superficie donde se aplicará el microcemento debe estar en buenas condiciones y preparada adecuadamente para lograr una buena adherencia del material, lo que puede aumentar el costo y tiempo de instalación.
  3. Necesidad de un profesional: para lograr un acabado perfecto, la aplicación del microcemento debe ser realizada por un profesional capacitado, lo que puede aumentar el costo de instalación.
  4. Sensibilidad a los ácidos: el microcemento es sensible a los ácidos y otros productos químicos agresivos, lo que puede dañar el material si no se toman las precauciones necesarias.

Subir