El movimiento moderno en el Caribe

El movimiento moderno en el Caribe, como expresión de sentimientos nacionalistas, antes que, por los arquitectos, fue propuesto por primera vez por poetas y escritores, como Rubén Darío (Panamá), José Asunción Silva (Colombia), Manuel Gutiérrez Nájera (México), José Enrique Rodó (Uruguay), José Martí (Cuba), Bienvenido Nouel (República Dominicana) y Luis Llorens Torres (Puerto Rico). Habría que esperar a las décadas de 1940 y 1950 para que lo que hoy llamamos movimiento moderno tropical surgiera como lenguaje autónomo e independiente.

Casa de Diego Rivera: Ciudad de México

Aunque fuertemente influido por Le Corbusier, el movimiento moderno en el Caribe se desarrolló según sus propios rasgos regionales, y puso el acento no solo en la nitidez de las líneas, sino en la necesidad de superficies sombreadas, ventanas amplias, jardines vinculados a los edificios y construcción ligera.  Por su carácter precursor, puede singularizarse el trabajo de los siguientes arquitectos: en República Dominicana, la obra de Guillermo González Sánchez; en Puerto Rico, la obra de varios arquitectos locales y foráneos, como Antonín Nechodoma y Henry Klumb; y en México, en la obra de Juan O’Gorman y Félix Candela, entre otros.

Quizás te interese leer:  Matemáticas en arquitectura y la sección dorada

La Ciudad Universitaria de Caracas, obra maestra del arquitecto venezolano Carlos Villanueva, representa una de las máximas expresiones de la arquitectura moderna en Latinoamérica.  Construida a lo largo de tres décadas, desde 1944 hasta 1970, como un conjunto urbano autónomo cerca de la plaza de Venezuela, este compendio de más de cuarenta edificios se desarrolló durante un período de cambios económicos, sociales y políticos radicales. En el centro del campus hay una serie de espacios en los que el interior y el exterior fluyen y se fusionan uno en otro sin solución de continuidad.

Quizás te interese leer:  La Casa grotta de Richard Meier + Planos 2D en Autocad
El movimiento moderno en el Caribe
Biblioteca de la Universidad Central de Venezuela

 

Villanueva ideó un sistema de circulaciones y recorridos como criterio de diseño fundamental de su concepción de la plaza cubierta de la universidad, con una gran marquesina de forma irregular y altura variable que protege el espacio sombreado interior. Villanueva incorporó aquí la obra de varios artistas de vanguardia de la época, como Alexander Calder, Fernand Léger, Antoine Pevsner, Victor Vasarely, Jean Arp, Henri Laurens, así como un grupo de artistas abstractos geométricos venezolanos, como Mateo Manaure, Pascual Navarro, Oswaldo Vigas y Armando Barrios.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.