Los capiteles a través de la historia de la arquitectura

Los capiteles son detalles que, por más pequeños que parezcan, están cargados de historias y de sucesos que nos permiten observar el avance de la arquitectura y su significado a través del tiempo.

En arquitectura, el capitel (del latín caput, o “cabeza”) forma el miembro superior de una columna (o una pilastra). Se interpone entre la columna y la carga que cae sobre ella, ampliando así el área de la superficie de apoyo de la misma. El capitel, que se proyecta a cada lado a medida que se eleva para sostener el ábaco, se une a este, generalmente cuadrado, y al eje regularmente circular de la columna.

capiteles en la historia de la arquitectura
Capitel de orden jónico de la Acrópolis (Atenas)

El capitel puede ser convexo, como en el orden dórico; cóncavo, como en la campana invertida del orden corintio; o desplazándose hacia fuera, como en el orden jónico. Estos son los tres tipos principales en los que se basan todos los capiteles de la tradición clásica. El orden compuesto, establecido en el siglo XVI a partir de una pista del Arco de Tito, añade volutas jónicas a las hojas de acanto corintio.

Capiteles góticos en Gelnhausen (Alemania)

Desde la posición altamente visible que ocupa en todos los edificios monumentales con columnas, el capitel es a menudo seleccionado para la ornamentación; y es a menudo el indicador más claro del orden arquitectónico. La atención a sus detalles puede ser una indicación de la fecha del edificio. A continuación, podrás observar como los capiteles han estado presentes en la historia y como reconocerlos.

Capiteles preclásicos

Los egipcios

Los dos primeros capiteles egipcios de importancia son los basados en las plantas de loto y papiro respectivamente, y éstos, con el capitel de palmera, fueron los principales tipos empleados por los egipcios, hasta que, bajo los ptolomeos, en los siglos III a I a.C., se emplearon también otras plantas de río, y el capitel de loto convencional sufrió varias modificaciones.

Muchos motivos de la ornamentación egipcia son simbólicos, como el escarabajo, o escarabajo sagrado, el disco solar y el buitre. Otros motivos comunes incluyen las hojas de palma, la planta de papiro, los capullos y flores del loto.

Columnas con capiteles de Hathoric , en el Templo de Isis de la isla de Filae

Algunos de los tipos más populares fueron el Hathor, el loto, el papiro y el compuesto egipcio. La mayoría de los tipos se basan en motivos vegetales. Los capiteles de algunas columnas estaban pintados con colores brillantes. Puedes encontrar algunos ejemplos acá

Los asirios

En los bajorrelieves asirios se muestra algún tipo de capitel en espiral, pero nunca se ha encontrado ningún capitel asirio dentro de la arquitectura; las bases enriquecidas que se exhiben en el Museo Británico fueron inicialmente malinterpretadas como capiteles.

Los persas

En el capitel persa aqueménide, los soportes están tallados con dos animales muy decorados que se proyectan de derecha a izquierda para sostener el arquitrabe; en sus espaldas llevan otros soportes en ángulo recto para sostener las maderas de la cruz. El toro es el más común, pero también hay leones y grifos. El capitel se extiende más abajo que en la mayoría de los otros estilos, con una decoración que proviene de las muchas culturas que el Imperio Persa conquistó, incluyendo Egipto, Babilonia y Lidia; conquistas que se vieron reflejadas en su arquitectura. Hay volutas dobles en la parte superior, e invertidas en la parte inferior de una larga sección estriada plana que es cuadrada, aunque el eje de la columna es redondo, y también estriado.

capiteles en arquitectura
Parte superior de una columna persa aqueménida de Persépolis

Los egeos

El primer capitel egeo es el que se muestra en los frescos de Knossos en Creta (1600 a.C.); era de tipo convexo, probablemente modelado en estuco. Los capiteles del segundo tipo, cóncavo, incluyen los ejemplos ricamente tallados de las columnas que flanquean la Tumba de Agamenón en Micenas (c. 1100 a.C.): están tallados con un dispositivo en forma de espiral y con una apófige cóncava en el que están esculpidos los capullos de algunas flores.

Las órdenes y otros capiteles clásicos

Los griegos – Estilo dórico

El capitel dórico es el más simple de los cinco órdenes clásicos: consiste en el ábaco por encima de un molde de óvulo, con un collar astragal puesto debajo. Se desarrolló en las tierras ocupadas por los dóricos, una de las dos principales divisiones de la raza griega y se convirtió en el estilo preferido de la Grecia continental y de las colonias occidentales (sur de Italia y Sicilia). En el Templo de Apolo, Siracusa (c. 700 a.C.), el moldeado del equino se ha convertido en una forma más definida: éste en el Partenón alcanza su culminación, donde la convexidad se encuentra en la parte superior e inferior con una delicada curva de unión. El lado inclinado del equino se hace más plano en los ejemplos posteriores, por ejemplo, en el Coliseo de Roma forma un cuarto de círculo.

Ilustración de un capitel dórico del Partenón, en un libro llamado Un manual de estilos arquitectónicos, escrito en 1898

En las versiones en las que el friso y otros elementos son más sencillos, la misma forma de capitel se describe como perteneciente a la orden toscana. Es válido resaltar que el estilo dórico alcanzó su máximo esplendor a mediados del siglo V a.C., y fue una de las órdenes aceptadas por los romanos y su arquitectura, en donde sus características son la masculinidad, la fuerza y la solidez.

Estilo jónico

En el capitel jónico, las volutas espirales se insertan entre el ábaco y el óbolo. Este orden parece haber sido desarrollado contemporáneamente con el dórico, aunque no llegó a ser de uso común y tomó su forma final hasta mediados del siglo V a.C. El estilo prevaleció en tierras jónicas, centradas en la costa de Asia Menor y las islas del Egeo. Por otro lado, la forma del orden estaba mucho menos establecida que la del dórico, con variaciones locales que persistieron durante muchas décadas a través de la historia de este estilo arquitectónico.

En los capiteles jónicos del arcaico Templo de Artemisa en Éfeso (560 a.C.) la anchura del ábaco es el doble de su profundidad, por lo que el primer capitel jónico conocido era prácticamente un capitel de ménsula. Un siglo más tarde, en el templo de Ilissos, el ábaco se ha convertido en cuadrado. Según el arquitecto romano Vitruvio, las principales características del orden jónico eran la belleza, la feminidad y la esbeltez, derivadas de su base en la proporción de una mujer. Las volutas de un capitel jónico descansan sobre un equino, casi invariablemente tallado con huevo y dardo. Sobre los rollos había un ábaco, más superficial que en los ejemplos dóricos, y nuevamente adornado con huevo y dardo.

Estilo corintio

Se ha sugerido que el follaje del capitel griego de Corintio se basaba en el Acanthus spinosus, el del romano en el Acanthus mollis. Sin embargo, no todo el follaje arquitectónico es tan realista como el de Isaac Ware. Las hojas son generalmente talladas en dos “filas” o bandas, como una copa frondosa puesta dentro de otra. Uno de los capiteles corintios más bellos es el del Tholos de Epidauro (400 a.C.); el cual ilustra la transición entre el anterior capitel griego, como el de Bassae, y la versión romana que los arquitectos renacentistas y modernos heredaron y perfeccionaron.

Quizás te interese leer:  Dibujo arquitectónico

Otras dos órdenes arquitectónicas específicamente romanas tienen sus característicos capiteles: los robustos y primitivos capiteles toscanos, utilizados típicamente en edificios militares, similares a los griegos dóricos, pero con menos molduras pequeñas en su perfil, y los capiteles compuestos inventados, que combinaban volutas jónicas y capiteles de acanto corintios, en un orden que, por lo demás, era bastante similar en proporciones al corintio, orden que los romanos empleaban mucho más a menudo que los griegos. La creciente adopción de los capiteles compuestos señaló una tendencia hacia los mismos más libres, más inventivos (y a menudo más toscamente tallados) en la Antigüedad tardía.

Estilo anta

El capitel anta no es un capitel que se coloca sobre una columna, sino sobre un anta, que es un poste estructural integrado en el extremo frontal de un muro, como el frente de la pared lateral de un templo.

La parte superior de un anta suele estar muy decorada, normalmente con bandas de motivos florales y los diseños suelen responder a un orden de columnas, pero normalmente con un conjunto diferente de principios de diseño. Para no sobresalir excesivamente de la superficie de la pared, estas estructuras tienden a tener una superficie más bien plana, formando capiteles en forma de ladrillo, llamados “capiteles anta”. Estos fueron muy conocidos desde la época del orden dórico.

Capitel jónico con anta del siglo V aC, en el Erecteion ( Atenas )

Así también, un capitel anta puede calificarse a veces como un capitel de “sofá” o un “capitel de sofá anta” cuando los lados del capitel se ensanchan hacia arriba, en una forma que recuerda a un sofá. Estos capiteles, son a veces difíciles de distinguir de los capiteles de pilastra, aunque estos últimos son más bien decorativos, y no tienen el mismo papel estructural que los capiteles anta.

capiteles en arquitectura
Ilustración de un anta Corintio, de un manual de adornos , publicado en 1896

Los capiteles romanos

Estilo toscano

Los orígenes de la orden toscana se encuentran con los etruscos y se encuentran en sus tumbas. Aunque los romanos lo percibieron como especialmente italianizante, el capitel toscano que se encuentra en los monumentos romanos está de hecho más cerca del orden dórico griego que de los ejemplos etruscos, ya que su capitel, visto de cerca, es idéntico al dórico.

Ilustración de una capitel toscano, realizado en 1697 por Charles Philippe Dieussart , conservado en Deutsche Fotothek ( Dresden , Alemania)

Estilo compuesto

Los romanos inventaron el orden compuesto uniendo el orden corintio con el capitel jónico, posiblemente ya en el reinado de Augusto. En muchas versiones las volutas de orden compuesto son más grandes, sin embargo, generalmente hay algún ornamento colocado en el centro entre las volutas. A pesar de este origen, muchos capiteles compuestos tratan a las dos volutas como elementos diferentes, cada uno de ellos surgiendo de un lado de su base frondosa. En esto, y en tener un ornamento separado entre ellas, se asemejan al orden eólico griego arcaico, aunque esta parece no haber sido la ruta de su desarrollo en la Roma imperial temprana.

capiteles en arquitectura
Ilustración de un capitel compuesto, realizado en 1640 y conservado en Deutsche Fotothek

Igualmente, donde la voluta griega jónica se muestra normalmente de lado como una sola unidad de ancho inalterado entre la parte delantera y trasera de la columna, las volutas compuestas se tratan normalmente como cuatro unidades diferentes más delgadas, una en cada esquina del capitel, proyectándose a unos 45° de la fachada.

Capiteles indios

El capitel del León de Ashoka

El capitel de los Leones de Ashoka es un capitel arquitectónico icónico que consiste en cuatro leones asiáticos parados espalda con espalda, sobre una base elaborada que incluye otros animales. Una representación gráfica de ella fue adoptada como el emblema oficial de la India en 1950. Este poderoso capitel de león tallado de Sarnath se erigía sobre un pilar que llevaba los edictos del emperador Ashoka. Como la mayoría de los capiteles de Ashoka, está brillantemente pulido. Situado en el lugar del primer sermón de Buda y la formación de la orden budista, este llevaba símbolos imperiales y budistas, reflejando la autoridad universal de las palabras del emperador y de Buda.

capiteles en arquitectura
Capitel de Ashoka, de Sarnath o de los cuatros leonel; alrededor del siglo III aC; arenisca pulida; altura: 2,2 m; Museo Sarnath (Saranath, cerca de Varanasi , Uttar Pradesh , India)

Hoy en día, cargado de historia, el capitel sirve como emblema de la República de la India. Menos la flor de loto en forma de campana invertida, la cual ha sido adoptada como el emblema nacional de la India. Esta esta vista desde otro ángulo, mostrando el caballo a la izquierda y el toro a la derecha del chakra Ashoka en la base circular sobre la que los cuatro leones indios están parados espalda con espalda. En un lado están el toro y el elefante; un león ocupa el otro lugar. Finalmente, la rueda “Ashoka Chakra” ha sido colocada en el centro de la Bandera Nacional de la India para complementar.

Capitales indo-jónicas

El capitel de Pataliputra es un monumental capitel rectangular con volutas y diseños griegos clásicos, que fue descubierto en las ruinas del palacio de la antigua capitel del Imperio Maurya, Pataliputra (la moderna Patna, al noreste de la India). Está fechada en el siglo III a.C. La parte superior está formada por una banda de rosetas, once en total para los frentes y cuatro para los lados. Debajo de eso hay una banda de cuentas y un patrón de carretes, luego debajo una banda de ondas, generalmente de derecha a izquierda, excepto en la parte de atrás donde están de izquierda a derecha. Más abajo hay una banda de patrón de huevo y dardo, con once “lenguas” o “huevos” en el frente, y sólo siete en la parte posterior. Abajo aparece el motivo principal, una palmera de fuego, que crece entre los guijarros.

capiteles en arquitectura
Capitel de Pataliputra, Museo Bihar, Patna, siglo III a. C.

Por otro lado, existe el capitel de Sarnath, un capitel de pilar a veces también descrito como un “soporte de piedra”, descubierto en las excavaciones arqueológicas del antiguo sitio budista de Sarnath. El pilar muestra volutas y palmetas jónicas y ha sido datado de varias maneras desde el siglo III a.C. durante el período del Imperio Maurya, hasta el siglo I a.C., durante el período del Imperio Sunga.

Capitel Sarnath, con volutas y palmetas, 3ra-1ra c. AEC

Capitales indo-corintios

En el noreste de la India se han encontrado algunos capiteles con fuerte influencia griega y persa en el palacio del Imperio Maurya de Pataliputra, que datan del siglo IV al III a.C. Ejemplos como el del capitel de Pataliputra pertenecen al orden jónico y no al orden corintio posterior. Son testigos de las relaciones entre la India y Occidente desde esa época temprana; y por supuesto, se vio reflejada en su arquitectura.

capiteles en arquitectura
Figura de Buda , en el centro de una capital corintio, realizada durante el antiguo estado de Gandhara , entre el siglo I y III dC, encontrada en Jamal Garhi

Los capiteles indo-corintios corresponden a los mucho más abundantes capiteles de estilo corintio que coronan columnas o pilastras, que se pueden encontrar en el subcontinente indio noroccidental, particularmente en Gandhara, y suelen combinar elementos helenísticos e indios. Estos capiteles suelen datarse en el siglo I a.C. y constituyen elementos importantes del arte greco-budista.

El diseño clásico se adaptó a menudo, adoptando normalmente una forma más alargada, y a veces se combinaba con pergaminos, generalmente en el contexto de estupas y templos budistas. Los capiteles indo-corintios también incorporaban figuras de Buda o Bodhisattvas, generalmente como figuras centrales rodeadas por, y a menudo bajo la sombra de, el lujoso follaje de los diseños corintios.

Los capiteles europeos posclásicos

Estilo bizantino

Los capiteles bizantinos son muy variados, en su mayoría se desarrollan a partir del clásico corintio, pero tienden a tener un nivel de superficie uniforme, con la ornamentación socavada con taladros. El bloque de piedra se dejó en bruto al salir de la cantera, y el escultor desarrolló nuevos diseños a su antojo, de modo que rara vez se encuentra con muchas repeticiones del mismo diseño. Uno de los diseños más notables presenta hojas talladas como si fueran arrastradas por el viento; el mejor ejemplo es el de Santa Sofía (Tesalónica) del siglo VIII.

capiteles en arquitectura
Capitel de la Basílica de San Vitale ( Rávena , Italia)

Los de la Catedral de San Marcos, Venecia atrajeron especialmente la atención de John Ruskin. Otros aparecen en Sant’Apollinare in Classe, Ravenna. Ver los dos diferentes tipos de capiteles del estilo bizantino aquí

Por otro lado, el capitel de San Vitale, Rávena (547) muestra sobre él, un dosseret necesario para llevar el arco, cuyo resorte era mucho más ancho que el ábaco del capitel. En los capiteles orientales el águila, el león y el cordero se tallan ocasionalmente, pero se tratan convencionalmente.

Quizás te interese leer:  Capiteles bizantinos

Estructuras con capitel bizantino

Hay dos tipos de capiteles usados en Santa Sofía: Compuesto y jónico. El capitel compuesto que surgió durante el último imperio bizantino, principalmente en Roma, combina el corintio con el jónico. Los capiteles compuestos se alinean en el espacio principal de la nave. Los capiteles jónicos se utilizan detrás de ellos en los espacios laterales, en una posición de espejo en relación con los órdenes corintio o compuesto (como fue su destino hasta bien entrado el siglo XIX, cuando los edificios fueron diseñados por primera vez con un orden jónico monumental).

capiteles en arquitectura
Capitel compuesto bizantino de la Basílica de Sant’Apollinare Nuovo ( Rávena , Italia)

En Santa Sofía, sin embargo, estas no son las declaraciones imperiales estándar puesto que los capiteles están llenos de follaje en todo tipo de variaciones. En algunos, las pequeñas y exuberantes hojas parecen estar atrapadas en el giro de los pergaminos, claramente, una sensibilidad diferente y no clásica se ha apoderado del diseño.

Así también, los capiteles de la Basílica de San Vitale en Ravena (Italia) muestran patrones florales ondulados y delicados similares a los adornos que se encuentran en las hebillas de los cinturones y en las hojas de las dagas. Su forma piramidal invertida tiene el aspecto de una cesta.

Capiteles románicos y góticos

En ambos períodos arquitectónicos se utilizan a menudo columnas pequeñas muy juntas en grupos, generalmente alrededor de un muelle que es en efecto una sola columna más grande, o que se extiende a lo largo de la superficie de una pared. De esta manera, la importancia estructural de la columna individual se reduce enormemente. En ambos períodos, aunque hay tipos comunes, no se mantuvo el sentido de un orden estricto con reglas, y cuando el presupuesto lo permitía, los talladores podían dar rienda suelta a su inventiva. Los capiteles se utilizaban a veces para albergar representaciones de figuras y escenas narrativas, especialmente en el románico.

capiteles en arquitectura
Capitel románico en la abadía de Saint-Michel-de-Cuxa (Francia)

En la arquitectura románica y gótica los capiteles de toda Europa occidental presentan tanta variedad como los de Oriente, y por la misma razón, que el escultor evolucionó su diseño de acuerdo con el bloque que estaba tallando, pero en el oeste la variedad va más allá, debido a la agrupación de columnas y pilares. El primer tipo de capitel en Lombardía y Alemania es conocido como el capitel-cojín, en el que la parte inferior del bloque cúbico se ha cortado para que coincida con el eje circular, generalmente pintados al principio con diseños geométricos, después tallados.

El mejor tallado proviene de Francia, especialmente de los alrededores de París, siendo los más variados tallados en 1130-1170. Por otro lado, en Gran Bretaña y Francia las figuras introducidas en los capiteles a veces están llenas de carácter. Estos capiteles, sin embargo, no son iguales a los del gótico inglés temprano, en el que el follaje se trata como si fuera copiado de la metalurgia, y es de una variedad infinita, encontrándose en pequeñas iglesias de pueblo, así como en catedrales.

Capiteles renacentistas y post-renacentistas

En el período del Renacimiento, el rasgo obtuvo mayor importancia y su variedad fue casi tan grande como en los estilos románico y gótico. La pilastra plana, que se empleó mucho en este período, requería una versión plana del capitel, ejecutada en alto relieve. Esto afectaba a los diseños de los capiteles. Una variante tradicional de la arquitectura del siglo XV del capitel compuesto gira las volutas hacia adentro sobre la talla de hojas rígidas, a diferencia de las nuevas combinaciones renacentistas en los diseños de capiteles, en donde la mayoría de los ornamentos se remontan a las fuentes romanas clásicas.

Quizás te interese leer:  Arquitectura renacentista, influencia y características
La máscara foliada o » Hombre Verde » era un motivo popular para las capitales en las iglesias del norte de Europa.

El renacimiento

El “Renacimiento” fue tanto una reinterpretación como un resurgimiento de las normas clásicas. Por ejemplo, las volutas de los antiguos capiteles jónicos griegos y romanos yacían en el mismo plano que el arquitrabe sobre ellos. Esto había creado una transición incómoda en la esquina donde, por ejemplo, el diseñador del templo de Atenea Nike en la Acrópolis de Atenas había llevado la voluta exterior de los capiteles finales hacia adelante en un ángulo de 45 grados. Este problema fue resuelto con mayor éxito, por el arquitecto del siglo XVI Sebastiano Serlio, que inclinó hacia afuera todas las volutas de sus capiteles jónicos. Desde entonces, el uso de capiteles jónicos antiguos, en lugar de la versión de Serlio, ha dado un aire arcaico a todo el contexto, como en el Renacimiento Griego.

Ejemplos del renacimiento

Hay numerosos órdenes recién inventados, a veces llamados órdenes de no repetición, donde una ornamentación diferente del capitel es típicamente una característica clave. Dentro de los límites del decoro, siempre se ha aceptado una cierta cantidad de juego inventivo dentro de la tradición clásica. Estos se hicieron cada vez más comunes después del Renacimiento, cuando Benjamin Latrobe rediseñó el vestíbulo del Senado en el Capitolio de los Estados Unidos en 1807 e introdujo seis columnas que “americanizó” con mazorcas de maíz en sustitución de las hojas de acanto europeas.

Estos capiteles durante la sesión de verano obtuvieron más aplausos de los miembros del Congreso que todas las obras de magnitud o dificultad que los rodeaban. Los bautizaron como los “capiteles de mazorca”.

Otro ejemplo es la Orden de Delhi, inventada por el arquitecto británico Edwin Lutyens para el palacio central de Nueva Delhi, la Casa del Virrey, ahora residencia presidencial de Rashtrapati Bhavan, en donde se utilizaron elementos de la arquitectura india. Aquí el capitel tenía una banda de crestas verticales, con campanas colgando en cada esquina como reemplazo de las volutas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.