Memoria descriptiva de un proyecto arquitectónico

La memoria descriptiva de un proyecto en arquitectura, se puede entender como un documento previo de lo que será el proyecto arquitectónico, y por ello se considera como parte de su génesis.

Así mismo, La memoria descriptiva es un documento que se les exige a los arquitectos previamente a la realización de sus proyectos con el fin de que expliciten las principales variables tenidas en cuenta para el desarrollo de sus proyectos; la memoria descriptiva es entendida como parte de los antecedentes del diseño final, una declaración de los aspectos y principios de partida que fundamentan el diseño propuesto. Este carácter a priori de las memorias en arquitectura abre la pregunta sobre por qué es necesario explicar y argumentar los planos y diseños elaborados a propósito de un encargo antes de su construcción. La respuesta es de carácter histórico, y tiene que ver con la naturaleza de la memoria descriptiva.

Memoria descriptiva

Origen de la memoria descriptiva en arquitectura

Preguntarse por el origen de la memoria descriptiva en arquitectura es preguntarse por la historia de la arquitectura que fue oficializada como disciplina durante el Renacimiento. En este periodo de la historia surge el concepto de proyecto, entendido como estudio y documento erudito, previo a su materialización como obra de arquitectura. En este sentido, historiadores como Christof Thoenes sitúan el surgimiento de las memorias descriptivas a los tratados de arquitectura renacentistas, de este modo, el arquitecto escritor aparece como un hombre racional que está en condiciones de reflexionar sobre su materia, de organizarla para poder dominarla, y esto no sólo en relación con su oficio, sino también con el Estado, la política y la sociedad.

Sin embargo, la tradición de escribir las memorias de los proyectos de arquitectura, podría remontarse mucho más atrás, en la Biblia, específicamente en el libro de Esdras, se relata la existencia de una memoria escrita correspondiente al diseño de la casa de Dios, edificada bajo el mandato del rey de Israel y reedificada después de su destrucción, durante el mandato de los Reyes Ciro y Darío de Babilonia: Entonces el rey Darío dio la orden de buscar en la casa de los archivos, donde guardaban los tesoros allí en Babilonia.

La memoria descriptiva en los concursos y licitaciones

En los concursos y licitaciones, la memoria descriptiva juega un papel fundamental en la presentación del proyecto porque un concurso de arquitectura es, ante todo, un concurso de ideas en el que no se presentan obras construidas como en una bienal, sino una hipótesis de lo que podría llegar a ser una obra en la realidad. De allí que un concurso de ideas arquitectónicas se constituya en un reto conceptual que apela a la imaginación creativa de los arquitectos para idear y proyectar aquello que ya ha sido pensado por otros; por lo que la destreza del arquitecto no está representada tan solo en su pericia para dibujar el espacio, sino en su capacidad para pensar, idear y crear el espacio tal como lo reclamaba el mundo renacentista.

En palabras de Vitruvio, todo arquitecto debe “tener la habilidad para demostrar y explicar los resultados de la destreza en los principios de la proporción” (Vitruvius, 1960), de manera que no solo sea capaz de traducir en palabras una serie de ideas expresadas en líneas y esquemas, sino que, dado que un concurso no es otra cosa que una competencia, pueda extender sus habilidades intelectuales con el fin de argumentar ¿convencer? ante un jurado sobre la calidad conceptual y proyectual del proyecto presentado.

Quizá sea en los concursos de arquitectura donde el reiterado llamado a la unidad entre teoría y práctica no sea solo una frase manida, sino un factor de coherencia y evaluación dentro del proyecto concursante. De allí la necesidad de una articulación consistente entre memoria y proyecto, entre teoría y práctica, de modo que en su relación demuestre un enfoque claro y contundente del proyecto de arquitectura. Pero una memoria descriptiva no es solo una manera de hacer explícito lo implícito de un proyecto arquitectónico.

Lectura de una memoria descriptiva de la Arquitectura

La lectura de una memoria descriptiva en arquitectura representa además un discurso del arquitecto donde se ponen de manifiesto el andamiaje conceptual y las herramientas proyectuales que estructuran su pensamiento. Quizá sea por ello que en los concursos de arquitectura la memoria del proyecto es un requisito sine qua non que permite al jurado calificador juzgar un proyecto a partir de las ideas y problemáticas planteadas en palabras, en directa relación con las soluciones expresadas en términos visuales. Este discurso de tipo conceptual y proyectual del arquitecto sobre una obra irreal actúa bajo la misma lógica literaria en que funcionan las utopías, una suerte de camino imaginativo inexistente donde se entrecruzan lo posible y lo imposible, lo ideal y lo real.

En la memoria descriptiva es donde se manifiesta la esencia de la propuesta arquitectónica.

Forma de elaborar una Memoria Descriptiva.

Podemos estructurar una memoria descriptiva de la siguiente forma:

La Portada

Para la portada se recomienda colocar una vista en 3D del proyecto presentado, seguida del título del mismo, así como de la ubicación y superficie. También, se puede colocar el nombre del cliente y el nombre del Arquitecto o Ingeniero responsable del diseño y la ejecución de la obra.

Croquis de Localización y descripción del predio

En esta parte se coloca el croquis de localización para poder ubicar en el entorno urbano el proyecto, anexando igualmente una breve descripción del predio con sus colindantes e información relevante del entorno. Igualmente, si se realizó En el caso un estudio topográfico del terreno, debería incluirse un informe resumido con la situación del mismo.

Normativa

En este apartado se debe colocar todo lo relacionado con la situación del terreno conforme a la legislación urbana del lugar, con los siguientes datos: Uso de Suelo, C.O.S y C.U.S, restricciones, entre otros.

Descripción del proyecto en su conjunto.

En este aparte se debe describir el proyecto en su fase más general, incluyendo la siguiente información: Niveles de edificación, descripción de la forma del edificio, estilo Arquitectónico, número de espacios, entre otros.

Descripción estructural

A continuación, se hace una descripción de la estructura del edificio, donde se detallen los materiales y dimensiones de los elementos estructurales que componen el proyecto tales como: Cimentación (definir el tipo de cimentación y sus materiales), columnas, trabes, losas y así sucesivamente.

Descripción al detalle

En esta parte del proyecto se hace una descripción detallada del mismo, lo ideal para conservar un orden es elaborarlo por partidas como los presupuestos, A continuación, se sugiere un orden: Preliminares, cimentación, estructura, albañilería, instalaciones, acabados, herrería, carpintería, jardinería, entre otros. Igualmente, esta descripción va a depender de la magnitud del proyecto, en cada apartado se sugiere especificar las cantidades totales volumetrías y de superficies. Igualmente, se recomienda colocar en esta parte, las vistas en 3D del proyecto para una mejor comprensión del mismo. 

Las Licencias

En esta última parte se requiere colocar las copias de las licencias y permisos de construcción pertinentes de la obra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.