Blog de Arquitectura, diseño y construcción

¿Qué es un nivel topográfico?

Un nivel topográfico es un instrumento usado por topógrafos e ingenieros para medir desniveles en dos puntos con distintas alturas, o, por el contrario, asegurarse que midan lo mismo y, trasladar cotas de un lugar conocido a otro desconocido.

Son usados en espacios abiertos, como, por ejemplo, en industrias agrícolas o en los montajes de puentes. Además de lugares cerrados o determinados como en la construcción de edificios. 

En la actualidad, la mayoría de los niveles topográficos son automáticos, pues se asegura su mayor precisión. Y todo parece indicar que, con los avances tecnológicos, estos instrumentos se han adaptado para las diversas necesidades en su campo.

Características principales de un nivel topógrafo

Bien es cierto que los diferentes tipos de nivel topográfico pueden diferenciarse por la precisión, figura o fabricante. Sin embargo, sus elementos básicos siempre serán los mismos:

  1. Plataforma y tornillos nivelantes.
  2. Círculo con mira horizontal.
  3. Anteojo óptico o astronómico.
  4. Prisma.
  5. Dioptra.
  6. Nivel tubular.
  7. Trípode.

Tipos de nivel topográfico

Un mismo instrumento, al ir mejorando, puede variar sus funciones y aplicaciones. De esta manera, se va convirtiendo en la herramienta ideal para el trabajo que se realice. Veamos las características técnicas que distinguen a cada tipo de nivel topográfico.

Topógrafo de línea

Estos topógrafos poseen un nivel tubular donde se observa una burbuja de aire. De esta manera, el anteojo puede girar sobre un eje horizontal gracias a un tornillo con cabeza y así comenzar a dar lectura.

Topógrafos automáticos

Tiene dos características distintivas. Primero, el anteojo está sujeto fijamente a la plataforma. Y, segundo, posee un compensador dentro del anteojo que automatiza las miras horizontales.

Topógrafos digitales

Tal y como su nombre lo indica, cuenta con un procesador digital que electrónicamente realiza las lecturas de los códigos de las miras. De esta manera, se usa el tiempo ahorrado en otras tareas importantes.

Precisión de un nivel topográfico

La precisión de estas herramientas dependerá de la nivelación que se les dé y el tipo de topógrafo que sea. Comúnmente, las nivelaciones oscilan entre 20ª 25 aumentos y sus miras siempre son centrimetradas. Así, se logra un mínimo de error de 1,5 centímetros aproximadamente por cada kilómetro. 

En algunos casos y cuando el trabajo lo exige, se usa otros componentes o nivelaciones, como la burbuja partida, para que las lecturas sean más precisas y se disminuya el error hasta un 7 milímetro. 

¿Cómo usar un nivel topográfico?

En general, estos dispositivos son sencillos de manipular o usar. No obstante, todo radica en su buena configuración y las medidas proporcionadas. Veamos cómo se prepara y enfoca el nivel para tomar lecturas exactas y confiables.

Primero: Prepara el nivel

  • Se debe buscar una ubicación referencial, es decir, que ya se conozca la altura. Con esta localización tendrás un punto de o medida de partida para futuras mediciones.
  • Ubica el topógrafo con su trípode en medio del lugar de referencia y el que se va a medir. El trípode debe estar nivelado, usa el nivel de burbuja para asegurarte de eso.
  • Conecta correctamente el topógrafo al trípode. 
  • Ajusta los 3 tornillos niveladores. 
  • Calibra el nivel con ayuda de la burbuja.

Segundo: Enfoca el nivel

  • Aparta la tapa que protege el lente y límpialo de ser necesario.
  • Adapta el ocular y dirígelo al punto que se va a medir.
  • Girando la perilla, enfoca hasta ver de forma clara la mira 

Tercero: Toma una medida

  • Coloca la regla graduada o estadal en el lugar de referencia.
  • Determina, a través del topógrafo, la desigualdad de altura entre el lugar referencial y el desconocido. 
  • Evalúa el tope real comparando el estadal para conocer el nivel actual del telescopio.
  • Registra el desnivel entre los dos puntos.

Consejos para un buen uso del nivel topográfico 

Cuando hacemos buen uso de estos aparatos, logramos dos cosas. Primero, medidas más exactas y confiables y, segundo, conservamos en óptimo estado el instrumento. Por eso, algunos consejos para su uso son:

  1. Guardar siempre en el maletín para evitar daños en el compensador si lo posee.
  2. Mantenerlo siempre en posición vertical, sobre todo si está en el trípode. 
  3. Luego de usar, cubrir el lente con su respectiva tapa.
  4. Girar los tornillos niveladores al mismo tiempo y velocidad. No ajustarlos demasiado. 
  5. No enfocar directo al sol.
  6. Mirar a través del lente con ambos ojos.
  7. Se obtiene mejor enfoque al realizarlo dentro del retículo.

Nivel topográfico más usado

El uso de las diferentes clases de nivel topográfico es indispensable para hacer tareas tradicionales de medición como, determinar y transferir alturas y medidas de ángulos. En la actualidad, en áreas como agricultura, montajes o construcción de fábricas, entre otras, los niveles más usados son los ópticos automáticos.  ¿Por qué?

Al parecer su uso y configuración es más sencilla. Además, en menor tiempo, proporcionan lecturas exactas y precisas sin importar las vacilaciones del terreno durante el trabajo o la estabilidad de su manejo.

Estos dispositivos, como los demás, también poseen tornillos de equilibrio, nivel de burbuja circular y un mismo objetivo. Sin embargo, lo que lo hace especial es el compensador o péndulo óptico que compensa o corrige las variantes de las líneas enfocadas.

Así mismo, tienen incorporadas otras piezas que mejoran su calidad óptica, proporcionando así un trabajo en el campo casi perfecto en menor tiempo.

En nuestra sección arquitectura, podrás encontrar toda la información relevante del maravilloso mundo de la construcción, planificación y diseño arquitectónico. 

 

Te recomiendo leer este articulo
Deja un comentario sobre este articulo

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.