Blog de Arquitectura, diseño y construcción

Perspectiva (dibujo)

Cuando estudiamos el paisaje en el arte y la concepción de espacios arquitectónicos en dibujos artísticos y técnicos, nos encontramos con un concepto conocido como perspectiva. Estudiar la perspectiva es fundamental para comprender los diversos estilos y épocas en que el paisaje fue concebido por artistas. Sin embargo, la perspectiva no sólo se aplica al paisaje, sino que es uno de los fundamentos del diseño en general. Pero, entonces, ¿qué es la perspectiva?

PERSPECTIVA   “saber ver

Un cuadrado (polígono con cuatro lados iguales) y un cubo (formado por seis caras cuadradas).

La perspectiva corresponde a cómo el ser humano percibe visualmente su ambiente y lo transfiere a otro soporte, ya sea aplicando a proyectos técnicos o artísticos. La perspectiva es el método que permite la representación de objetos tridimensionales (altura, anchura y profundidad) en superficies bidimensionales, a través de determinadas reglas geométricas de proyección, según la figura anterior.

El termino perspectiva no sólo se usa en arte, sino también en arquitectura, ingeniería y computación, entre otras áreas. Artísticamente, podemos utilizar la perspectiva más libremente, sin el rigor matemático requerido en la arquitectura o ingeniería. Cuando ya entendemos con mayor profundidad las cuestiones básicas de la perspectiva de forma rígida, podemos así trabajar más intuitivamente, con la mano libre y sin herramientas como reglas y escuadrones. Nuestra mirada ya recorrerá fácilmente el paisaje y el entorno identificando los principales puntos de convergencias y de profundidad.

Axonométricas (isométrica, dimétrica y trimétrica)

Según Ching, la proyección axonométrica es una técnica de proyección paralela de una proyección Axonométrica, en la que todas las líneas paralelas a los tres ejes principales se trazan en escala, mientras que las líneas diagonales y curvas se distorsionan. Las perspectivas axonométricas se dividen en tres categorías: proyección isométrica, proyección dimétrica, y proyección trimétrica, dependiendo del ángulo exacto en el que la vista se desvía de la ortogonal.

La isometría es la situación donde los tres ejes (Xyz) están separados por 120 grados. Las caras principales están inclinadas también hacia el cuadro, de modo que sus tres ejes principales se separan en la misma proporción.

Perspectiva Isométria
Isométria

La dimétrica ocurre cuando tenemos dos ángulos iguales y el tercero parece más lar

perspectiva dimétrica
dimétrica

La trimetría, a su vez, ocurre cuando las distancias entre los ejes tienen ángulos diferentes, es decir, los tres ejes principales se acortan en ángulos diferentes.

Trimetria

Oblicua

Proyección cilíndrica oblicua, con una de las caras paralela al plano de proyección. La proyección ortogonal de un círculo será una elipse. También, según esta clasificación, podemos decir técnicamente que una perspectiva caballera o militar es una perspectiva Axonométrica dimétrica.

De esta manera, quien veía la perspectiva tenía la sensación de poseer una visión de “ojo de pájaro” sobre el terreno representado. Los términos caballera y militar fueron acuñados porque eran perspectivas bastante utilizadas para proyectar topografía de terreno en mapas destinados a fines de estrategia militar, cuando se colocaba la cara paralela al plano de cuadro perpendicular al plano del suelo.

Perspectiva cónica (punto de fuga)

Perspectiva de 1 punto de fuga:

En la perspectiva con 1 punto de fuga, el artista representa un objeto o un paisaje tridimensional proyectándolo sobre un plano a partir de un punto – el punto de fuga, que se encuentra en la línea de horizonte imaginaria. Todas las líneas de proyección del dibujo convergen hacia ese punto, que, aunque puede no estar representado, tiene una relevante presencia en la estructura de la obra. Los elementos más distantes del ojo son los más cercanos al eje de visión. Por lo tanto, Punto de Fuga es un punto imaginario de donde las líneas de escape se originan y se alejan hacia los planos más cercanos al observador.

perspectiva con 1 punto de fuga

En el diseño anterior, nos dimos cuenta de que la carretera converge en un punto central, el punto de fuga. Sabemos que los recodos de la carretera son paralelos entre sí, pero en la representación del dibujo se encuentran en el horizonte, generando así la sensación de profundidad esperada.

perspectiva con 1 punto de fuga

Línea horizonte, punto de fuga y líneas de fuga.

Líneas de fuga: Son las líneas imaginarias que describen el efecto de la perspectiva convergiendo hacia el punto de fuga (líneas convergentes punteadas de la figura arriba). Es el encolamiento de estas líneas hacia el punto que generan la sensación visual de profundidad de las caras en escorzo de los objetos en perspectiva.

Línea del Horizonte: La línea del horizonte siempre se presenta a la altura de sus ojos. Es por ella que el punto de fuga corre. Agachado, sentado o de pie, la LH siempre permanecerá a la altura de los ojos. Cuando la LH no sea tan visible, a diferencia de la línea que separa el cielo del mar, para facilitar su identificación, coloque un lápiz en posición horizontal delante de sus ojos, manteniendo el cuello erguido sin levantar ni bajar la cabeza.

 Todas las líneas paralelas entre sí y que se alejan hacia el horizonte presentarán este “punto de fuga” sobre el horizonte, y todos estos puntos podrán ser representados en plano del cuadro.

Perspectiva de 1 punto de fuga:

El punto de fuga también puede quedar fuera del Plano de cuadro. Línea Horizonte siempre a la altura de los ojos. Marcelo Albuquerque, 2008.

El punto de fuga siempre corre a lo largo de la línea del horizonte, nunca fuera de él, cuando usamos 1 punto de fuga. Marcelo Albuquerque, 2008.

Leonardo da Vinci, en la Sagrada Comunión, usó la perspectiva lineal para componer este fresco. Tenga en cuenta que el punto de fuga está en la cabeza de Jesús, valorando su figura como el punto de convergencia de todas las líneas. Adaptado por Marcelo Albuquerque, 2008.

Los planos paralelos al observador siempre permanecen paralelos a la línea del horizonte, mientras que los planos que van hacia el horizonte respetan el ángulo de las líneas de escape. Marcelo Albuquerque, 2008.

Historia

Los antiguos pueblos griegos ya tenían alguna noción del fenómeno de la perspectiva, llamándolo «escorzo», donde encontramos esfuerzos para abordar el problema de la representación de lo tridimensional en lo bidimensional. Entre todos los pueblos cuyas manifestaciones artísticas pueden considerarse pre-perspectiva, los griegos (y los romanos, evolucionando hacia el arte griego) son los que se acercaron más a la perspectiva: en sus pinturas adoptaron un método conocido como escorzo (que podría ser definido como una perspectiva falsa), o perspectiva en espiga. Los griegos no conocían el punto de fuga, pero el acortamiento produjo resultados cercanos al de la perspectiva y con una ilusión razonable de profundidad.

Escuela de Atenas
Escuela de Atenas

Fue durante el período del Renacimiento que se describió la perspectiva. Filippo Brunelleschi fue uno de los famosos arquitectos del Renacimiento que se dedicó a los estudios matemáticos desde una perspectiva lineal, junto con el artista contemporáneo Masaccio. Brunelleschi desarrolló sus estudios sobre perspectiva con el objetivo de aplicarlo a los planos arquitectónicos. Leon Battista Alberti, teórico y profesional en arquitectura, pintura y escultura, es mejor conocido por su trabajo arquitectónico, sin embargo, a menudo se lo considera el autor de las primeras formulaciones sobre las leyes de la perspectiva.

Para estos artistas y arquitectos del Renacimiento, la perspectiva es la armonía, producto de una racionalidad superior y divina que confirma el acuerdo perfecto entre el hombre y la naturaleza. Esta característica se volvió recurrente en el arte del siglo IV: la perspectiva no solo se convirtió en una forma de demostrar profundidad, sino que también se convirtió en un nuevo método de composición. Las pinturas comenzaron a presentar una escena única y coherente, en lugar de una combinación de diferentes situaciones.

Perspectiva 2 puntos de fuga

usando la perspectiva de 2 puntos de fuga podemos crear sensaciones de profundidad y volumen en un dibujo. Sin embargo, podríamos aumentar esta noción de profundidad y una mayor visión desde otros lados. Para esto, agregamos más puntos de fuga: ahora, los dos planos de los objetos visibles seguirán los planos de las líneas de escape, respetando sus respectivos ángulos. Tenga en cuenta que ahora, desde esta posición, solo las líneas verticales permanecen como tales y paralelas entre sí. El resto huye hacia el horizonte, formando dos series de líneas en profundidad y uniendo cada serie en su punto.

Los dos puntos de fuga también siguen el horizonte. Marcelo Albuquerque, 2008.

Perspectiva 3 puntos de fuga

En la perspectiva de tres desapariciones, hay tres conjuntos de líneas de fuga y tres puntos de fuga. Ni la vertical ni la horizontal permanecen paralelas. Todas las líneas proceden en orden a sus respectivos puntos de fuga. Como hemos visto antes, dos de estos puntos de fuga permanecen en el horizonte, pero el tercer y necesario punto de fuga deja esta norma, ocupando un lugar por encima o por debajo de la LH.

Perspectiva 3 puntos de fuga
Perspectiva 3 puntos de fuga

En esta perspectiva, las líneas verticales no son paralelas, proceden al tercer punto de fuga. Marcelo Albuquerque, 2008.

Perspectiva aérea

La perspectiva atmosférica juega con variaciones de luz y color. Para obtener una ilusión de profundidad, el artista utiliza colores más brillantes, contornos más nítidos y una textura más gruesa en los objetos más cercanos, los más distantes, que se colocan en el lienzo más alto, pintados con menos claridad y generalmente con colores similares a los aplicados en el fondo. Esto se debe a que la atmósfera de la Tierra, que contiene polvo y humedad, se interpone y afecta la luminosidad de los objetos.

Leonardo da Vinci

Leonardo da Vinci construyó su comprensión de la perspectiva no solo a través de la formulación rígida de la perspectiva lineal, sino también al comprender la perspectiva teniendo en cuenta el aire (o la atmósfera) presente entre el observador y el objeto observado. Él creía que no solo el tamaño, sino también la apariencia de los objetos cambiaba a medida que aumentaba la distancia entre el objeto y el observador.

Del mismo modo, las líneas que delimitan la silueta del objeto serían menos distintas con esa distancia. Estos dos elementos (atmósfera y bordes de los objetos) se han convertido en fundamentales en la construcción de su perspectiva. Tal forma de entender la perspectiva llegó a ser conocida como la perspectiva atmosférica. El pintor inglés Willian Turner fue uno de los grandes seguidores de la perspectiva atmosférica, donde exploró con gran intensidad los efectos luminosos en la pintura.

Monalisa

En Monalisa, Leonardo da Vinci elimina las montañas en primer plano desde una perspectiva atmosférica, creando un efecto ahumado al suprimir los detalles en el fondo y resaltarlos en primer plano. En una de las diversas interpretaciones de la pintura, las montañas representan el mundo medieval cubierto por el misticismo y la ignorancia frente a la figura de la mujer, representada en sus más pequeños detalles e iluminada por la racionalidad renacentista. El hombre del Renacimiento era consciente de su lugar en el tiempo y el espacio.

La perspectiva jerárquica

La perspectiva jerárquica es una representación bidimensional. El diseño del espacio es más simbólico que sensible y las figuras, como sucedió entre los egipcios, obedecen a la llamada convención de perspectiva jerárquica: las figuras más importantes están representadas en mayor tamaño. Por lo tanto, en el grupo, el diseño y el tamaño de las figuras es proporcional a la importancia de cada uno. Los ejemplos más importantes se encuentran en el arte egipcio y bizantino. Otra forma sería por planos, es decir, lo más cercano al observador ocuparía las partes inferiores del plano, mientras que las más distantes estarían arriba, en las partes superiores.

Perspectiva lineal desde un punto de fuga
Perspectiva lineal desde un punto de fuga

Durante el período medieval, no solo se perdió la técnica representativa de la perspectiva, sino que también se cambió la cosmovisión de los individuos, por lo que se perdió gran parte del conocimiento teórico sobre el tema. El interés en representar el mundo espiritual, y no el mundo natural, llevó a los artistas a utilizar la perspectiva jerárquica.

Antes de la aparición de la perspectiva lineal del Renacimiento, las pinturas y los dibujos generalmente usaban una escala para objetos y personajes de acuerdo con su valor espiritual o temático: en una pintura egipcia, por ejemplo, el faraón ciertamente tenía un tamaño varias veces mayor que el de tus sujetos Especialmente en el arte medieval, el arte se entendía como un conjunto de símbolos (paisaje de símbolos), más que como un conjunto coherente.

Te recomiendo leer este articulo
Deja un comentario sobre este articulo

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.