Blog de Arquitectura, diseño y construcción

Planos arquitectónicos: ¿Qué son, cuáles son y para qué sirven?

Los planos arquitectónicos son diseños integrales de edificios que representan el proyecto terminado. También se les puede llamar planos de planta o de construcción. En el caso de una estructura diseñada para servir de residencia, también pueden denominarse planos residenciales.

Los planos arquitectónicos generalmente incluyen cambios de elevación, junto con una lista posible de materiales y notas de diseño.

planos arquitectónicos

Crear un buen conjunto de planos arquitectónicos es uno de los primeros pasos para diseñar un edificio. En primer lugar, se puede realizar un estudio del emplazamiento, de modo que se tenga un conocimiento adecuado del mismo antes de realizar los planos del proyecto de arquitectura.

Tras la inspección del terreno, se pueden elaborar planos en función del espacio disponible. Ocasionalmente, esto puede alterar radicalmente los planes del diseño inicial, pero la mayoría de los cambios debidos a las limitaciones del sitio serán relativamente menores.

El diseño del edificio en los planos arquitectónicos es el mapa que el contratista usará para construir el edificio. El diseño debe tener en cuenta cualquier cambio de elevación, como los que requieren escalones o pendientes, tanto dentro como fuera del edificio. Los planos deberán ser dibujados en una escala uniforme en todo el documento, a menos que se indiquen cambios en el diseño del proyecto. La escala se puede ampliar para mostrar más detalles en algunos casos, pero este detalle generalmente está separado de los planes principales.

Los planos arquitectónicos suelen ser muy específicos en cuanto a los materiales utilizados. Esto se debe a que el diseñador adopta un aspecto de cómo será el proyecto en la vida real, lo que requiere un estricto cumplimiento de los lineamientos señalados en los planos arquitectónicos.

Cualquier cambio en los planos que quiera hacer el ingeniero debe hacerse tras consultar con el arquitecto o el propietario, y por una buena razón. Algunos cambios pueden requerir un conjunto completamente nuevo de planos arquitectónicos, para que la apariencia general permanezca uniforme, pero esto generalmente no suele suceder siempre.

En la mayoría de los casos, los planos arquitectónicos serán elaborados por un arquitecto autorizado y luego aprobados por el propietario del proyecto. Esto proporciona dos niveles de revisión antes de que los planos se utilicen realmente en el proceso de construcción. Una vez aprobados los planos, se puede pedir a diferentes contratistas que liciten el proyecto.

Los planos son muy importantes para el contratista, ya que el precio ofertado dependerá en gran medida de lo que aparezca en los documentos. Sin unos planos precisos, no hay forma de determinar un presupuesto justo para el trabajo a realizar.

Los planos arquitectónicos muestran las condiciones específicas de un terreno, sus características topográficas y las condiciones del entorno natural en el que se encuentra inmerso, además de los detalles de la construcción de la zona circundante del proyecto.

Los planos arquitectónicos son la forma más eficiente de plasmar las ideas creativas funcionales y de diseño de un arquitecto de una forma gráfica y tangible.

Cuando un arquitecto vislumbra un proyecto, sus ideas de plantas, dimensiones, espacios y estructuras comienzan a dar vueltas en su imaginación.

planos arquitectónicos sirven

El uso de las texturas, materiales constructivos, uso de la luz y emplazamientos llenan su cerebro de miles de ideas que solucionarán necesidades.

Al mismo tiempo, el cliente plantea una necesidad y tiene una aproximación mental de lo que desea de manera empírica y a veces inconcreta.

La conjugación de las ideas creativas del arquitecto y las expectativas del cliente se encuentran en los planos arquitectónicos.

Los planos arquitectónicos se convierten así en el elemento comunicativo más inmediato del arquitecto y el vehículo de comunicación con el cliente.

Por otro lado, los planos arquitectónicos funcionan como un organizador de propuestas e ideas sobre un proyecto. 

Las miles de ideas que se agolpan en la cabeza de un arquitecto antes de iniciar un proyecto producen destellos innegables de creatividad. Sin embargo, necesitan una estructura, estas ideas se van decantando a medida que se avanza en los planos arquitectónicos.

Por último, los planos arquitectónicos son la forma más directa y pragmática de organizar los recursos de los que dispone un proyecto antes de su inicio. 

El arquitecto plasma las dimensiones, fachadas, estructuras, materiales y todas las características constructivas de un proyecto.

Esto da una manera práctica de organizar recursos, asignar requerimientos y permite la planificación del proyecto.

 planos arquitectónicos

¿Qué son los planos arquitectónicos?

Los planos arquitectónicos se establecen como el lenguaje común entre arquitectos, ingenieros y técnicos constructivos para la realización de un proyecto.

En ellos se expresan las propuestas del arquitecto como una respuesta técnica y arquitectónica ante una necesidad planteada.

Son las herramientas comunes que se usan para describir y explicar las propuestas arquitectónicas hacia el cliente, entes públicos y los demás involucrados.

Medidas y dimensiones del proyecto

En los planos arquitectónicos, el arquitecto propone las medidas del proyecto organizada en diferentes plantas arquitectónicas.

Cada planta está organizada de modo que puedan obtenerse las medidas del proyecto de manera individual o global.

 Los planos arquitectónicos contienen las medidas superficiales de cada parte del proyecto.

Podemos conocer las medidas de cada estancia por separado, cada unidad constructiva y cada planta.

Del mismo modo, en los planos arquitectónicos se pueden conocer las necesidades de terreno y/o la adaptación al suelo existente con anterioridad.

La altura, superficies y áreas de cada espacio son proyectados en el plano de tal modo que puedan funcionar como cálculo general de la obra completa.

 planos arquitectónicos

Materiales de construcción

Por otro lado, los planos arquitectónicos sirven para que el arquitecto pueda plasmar los materiales constructivos necesarios para la ejecución del proyecto.

Se puede plasmar la necesidad de cimentación, losas, estructuras y sistema de soporte por planta y en conjunto, con los materiales requeridos.

Cada muro de carga, muro divisorio o de cortina, así como las ventanas, puertas y otros elementos constructivos se plantean en los planos arquitectónicos.

El número de piezas sanitarias, de iluminación, grifería, tuberías, jardines, paisajismo y cualquier elemento interno está plasmado en el plano.

Las texturas, revestimientos, elementos ornamentales y otros añadidos a la obra se plantean en los planos arquitectónicos como parte de la obra en conjunto.

Vistas

La visión en 360º del proyecto puede ser imposible sin el apoyo de los planos arquitectónicos. 

Con ellos, se pueden obtener diferentes visiones de la obra que sería impráctico de otro modo.

El cliente, ocupantes y todos los involucrados en el proyecto pueden obtener diferentes puntos de vista de la obra a través de los planos.

Un plano, puede representar diferentes ópticas de un proyecto: vistas aéreas, superiores, perspectivas, proporciones y otros enfoques del proyecto.

Esto puede ser de gran utilidad para forjar un concepto holístico del proyecto en su conjunto.

Emplazamiento y entorno

Las condiciones de ubicación de un proyecto es posible de ver a través de los planos arquitectónicos.

Podemos ver la ubicación de la parcela, la estructura en relación al entorno y la ubicación precisa del proyecto, en los casos que se tengan.

Esto permite poder realizar los estudios legales pertinentes, solicitar permisos o realizar cualquier acción requerida.

En definitiva, los planos arquitectónicos son la forma de comunicación más práctica, efectiva y elocuente de compartir la idea y visión sobre un proyecto.

Como el esperanto, maneja un lenguaje universal que puede ser interpretado del mismo modo por cualquiera que lo vea. 

 planos arquitectónicos

¿Para que se diseñan los planos arquitectónicos?

La expresión gráfica de las ideas del arquitecto se plasman en el desarrollo de los planos arquitectónicos como expresión gráfica de lo que se está proyectando.

Sin importar si obedecen a un diseño formal o un bosquejo informal, la información contenida en los planos puede ser bien específica o muy general. 

Cuando un arquitecto realiza planos arquitectónicos, en ellos establece una serie de parámetros comunes para todo el que lo interprete.

Desde la forma, grosor, color y características de cada línea hasta la dimensión y el significado de cada una de manera individual o en conjunto.

La simbología imbuida en los planos tienen un significado especial, con cada signo, símbolo o expresión gráfica se expresa un concepto diferente.

Las medidas, acotamientos y escalas son otros de los elementos más importantes al realizar los planos, ya que tienen un significado físico diferente.

Un proyecto arquitectónico, tiene una estructura determinada y que se debe cumplir de manera similar antes de siquiera hacer el primer movimiento de tierras.

Es aquí cuando los planos arquitectónicos como expresión del planteamiento del proyecto como respuesta a una necesidad, cobra vigencia.

Veamos las fases de análisis de un proyecto arquitectónico de manera práctica.

 planos arquitectónicos

Planos generales de un proyecto arquitectónico

  • Planta arquitectónica Baja
  • Planta arquitectónica Alta
  • Planta de Azoteas o techo
  • Planta de conjunto
  • Planos de cortes o secciones
  • Elevaciones
  • Plano de cimentación
  • Plano de detalles estructurales
  • Plano de detalles arquitectónicos
  • Plano de instalaciones Hidráulicas
  • Plano de instalaciones Sanitarias
  • Plano de instalaciones Eléctricas
  • Planos de iluminación
  • Plano de Acabados
  • Plano de Plafones
  • Plano de Carpintería
  • Plano de Herrería
  • Plano de Lucernarios
Quizás te interese leer:  Hipóstilo: definición y arquitectura

Fases de un proyecto

Antes de colocar la primera piedra de un proyecto, existen una serie de fases que deben cumplirse como pasos obligatorios para la puesta en práctica de un proyecto.

La evaluación de viabilidad o estudio de factibilidad de un proyecto se realiza utilizando los planos arquitectónicos como parte de la base de estudio.

Estos planos le otorgan a los involucrados las herramientas necesarias para:

Alcance del proyecto

A partir del planteamiento de las necesidades del cliente o bien de una necesidad arquitectónica observada, el proyecto tiene su motivación de inicio.

En el planteamiento de un problema arquitectónico compete al arquitecto a presentar una solución que satisfaga esa necesidad de manera eficiente.

A través de la realización de los planos arquitectónicos y el informe arquitectónico inicial, el arquitecto plantea una forma de solución al problema.

Mediante una hipótesis de respuesta, siguiendo el método científico, se plantea el proyecto como una respuesta ante una necesidad. Estas necesidades pueden ser:

  • Estructurales
  • De vivienda
  • De vialidad
  • De urbanismo
  • Comercial
  • Industrial
  • De servicios (agua, electricidad, calefacción, gas, etc)
  • Ornamental y decorativa
  • De distribución
  • De transporte
  • De servicios públicos (educación, salud, seguridad ciudadana, etc)

Es entonces cuando los planos arquitectónicos plantean una solución gráficamente visible y técnicamente viable bajo unas premisas establecidas.

Estas premisas dan al receptor una visión general del alcance del proyecto, es decir, el nivel de solución a la necesidad planteada.

Un proyecto arquitectónico puede resolver el 100% de una necesidad o contribuir a su solución como un proyecto secundario, concatenado o complementario.

Por otro lado, un proyecto arquitectónico puede presentarse como una alternativa sustitutiva a una necesidad resuelta o plantear una necesidad no percibida.

 planos arquitectónicos

Estructuración material del proyecto

A través de la realización de los planos arquitectónicos, el arquitecto puede plantear las descripciones de recursos necesarios para la ejecución de una obra.

De manera gráfica y técnica, el arquitecto puede plantear los distintos recursos necesarios para la ejecución del proyecto.

Estos recursos pueden ser:

  • Materiales de construcción
  • Equipos, herramientas e instrumentos
  • Maquinarias y equipos sofisticados
  • Movimientos de tierras y modificaciones del perfil topográfico
  • Superficies, tipos de terreno o condiciones morfológicas del mismo
  • Alturas, áreas y extensión del proyecto
  • Espacios interiores y capacidad de respuesta a la necesidad
  • Fachadas exteriores
  • Espacios ornamentales, decorativos y complementarios
  • Fuentes energéticas y/o de autoconsumo
  • Profundidad de cimientos y estabilización del terreno
  • Especialidades humanas y técnicas requeridas en cada fase

Todos estos elementos, establecen de manera preliminar los recursos materiales, humanos y del entorno requerido.

Esta cuantificación permite ser la base fundamental para la siguiente fase del proyecto:

 planos arquitectónicos

Elaboración del presupuesto

El presupuesto de un proyecto toma como base cuatro elementos fundamentales:

  • El alcance del proyecto
  • Los recursos necesarios
  • La monetización de esos recursos
  • La temporización de la aplicación de estos recursos en el tiempo de ejecución del proyecto

Todo este análisis le permite a los profesionales de cada área funcional del proyecto, asignar un valor monetario a cada recurso propuesto.

Cada material, personal, equipo, herramienta y metro de terreno, adquiere un peso monetario sobre el proyecto.

Dividido en cada fase constructiva, plantea la necesidad de fondos económicos requeridos para el inicio, desarrollo y fin del proyecto.

Esto establece la cuantificación de fondos monetarios iniciales, intermedios y finales.

Bajo las premisas del proyecto realizadas en los planos arquitectónicos, este presupuesto puede ser analizado en la siguiente fase:

 planos arquitectónicos

Evaluación del proyecto

Una vez que el arquitecto ha realizado los planos arquitectónicos basado en las necesidades planteadas y se ha hecho una asignación preliminar de recursos.

Que se ha elaborado un presupuesto estimado de inicio, desarrollo y finalización. Y se ha cuantificado la necesidad de fondos, se procede a evaluar el proyecto.

La evaluación del proyecto se hace en 4 fases iniciales:

Evaluación legal

El proyecto bajo las premisas planteadas en los planos arquitectónicos, requiere de una serie de acciones legales que aprueban su inicio.

Las autoridades municipales, estadales, regionales o nacionales, podrán dar su aprobación para el inicio de la obra bajo las premisas planteadas.

La elaboración de los planos revela el tamaño, envergadura, movimientos de tierras, altura, cimentación y demás aspectos técnicos.

Asimismo plantea la necesidad energética, contratación de personal técnico, profesional y obrero. 

Puede requerir de recanalizaciones, deforestación u otras modificaciones medioambientales. 

Al mismo tiempo puede necesitar la excavación del subsuelo para la cimentación y anclaje de la obra.

Todas estas acciones necesitan una serie de permisos, aprobaciones e inspecciones técnicas como requisito de aprobación.

Por supuesto, esto acarrea una serie de impuestos, pagos, tasas, representación legal y otros gastos asociados que inciden en el proyecto.

Evaluación de mercado/objetivo

Un proyecto arquitectónico, en definitiva es una respuesta ante una necesidad constructiva.

Por ende, su aplicabilidad posterior debe ser evaluada de manera concienzuda.

Un proyecto habitacional le debe indicar al desarrollador cuantas unidades podrá vender/alquilar/negociar cuando el proyecto esté culminado.

Un edificio de oficinas hará más o menos lo mismo, al igual que un proyecto comercial o industrial.

Por otro lado, un proyecto urbanístico o público, debe enfocarse desde el punto de vista de solución a la respuesta aunque no acarree un ingreso monetario.

Es decir, un hospital debe tener un número de camas posibles, una escuela el número de alumnos y un parque, el número de visitantes posibles.

Todos estos estudios estadísticos dan al proyecto la posibilidad de plantear una solución o podrá ser modificado, ampliado o reducido en nuevas variables.

Estudio técnico

En un proyecto no todas las variables pueden darse en la dirección que plantea el arquitecto, es decir, debe contrastarse desde el punto de vista técnico.

Una cimentación puede verse enfrentada a un yacimiento mineral, una zona sísmica o la cercanía a centros poblados.

La altura de un edificio puede verse limitada por el espacio aéreo y así, miles de posibilidades técnicas que intervienen en un proyecto.

Es por ello que se deben adecuar las premisas del proyecto basadas en estas limitaciones desde el punto de vista técnico.

Evaluación económica

Un proyecto necesita de recursos económicos para poder iniciar, desarrollar y culminar.

La elaboración de un presupuesto basado en los planos arquitectónicos y el estudio técnico, se suma a los costos legales y otros requerimientos públicos.

Estos costos se deben contrastar con los ingresos probables producto del estudio de mercado y permitir al desarrollador una visión general económica.

Aunque el arquitecto no interviene directamente en el estudio de rendimientos o financieros, sus planos arquitectónicos e informes del proyecto, son cruciales.

La complejidad de un proyecto define asimismo la complejidad de los planos arquitectónicos. 

Esta es una herramienta base para todos los proyectos constructivos en cualquier geografía, legislación o uso. 

4 funciones principales de los planos arquitectónicos en resumen 

En todo tipo de construcción, ya sea un conjunto residencial, un edificio comercial o una residencia privada, los planos arquitectónicos juegan un papel fundamental.

Quizás te interese leer:  La Ópera de Sídney

1- Son el punto de partida de todas las construcciones

Los planos arquitectónicos son fundamentales a la hora de diseñar un nuevo edificio. En ellos, ingenieros y arquitectos realizan los bocetos del diseño y evalúan la viabilidad de las propuestas.

Después de pasar la fase de diseño, el plan se refina para reflejar con precisión todos los elementos del proyecto, en términos de dimensiones, distribución espacial y otras características fundamentales.

Quizás te interese leer:  Arquitectura gótica

2- Mostrar ubicación y condiciones del terreno

Los planos son muy útiles en relación a la ubicación de la construcción, ya que reflejan los detalles de las condiciones del terreno: obstáculos, detalles de la topografía, contornos, entre otros.

Además, muestran explícitamente la influencia que ejerce la obra en las inmediaciones del sitio, considerando el diseño final de la obra y el impacto en el medio ambiente.

3- Detallar los elementos que forman parte de la obra

El plano de detalle arquitectónico muestra todos y cada uno de los elementos que forman parte del proyecto.

Esto incluye la distribución de espacios, la colocación de muebles (fijos o removibles) y la interacción entre elementos.

También expresa la posibilidad de futuros cambios en la obra, ya sea para ampliar o reducir espacios.

4- Son un punto de apoyo legal y financiero

Una vez finalizada la obra, los planos se pueden compartir con las entidades oficiales (alcaldes, ayuntamientos, entre otros) y todos los ciudadanos pueden tener acceso a ellos.

En este sentido, pueden ser una representación gráfica oficial y, en ocasiones, se toman como un punto de apoyo para abordar cuestiones legales.

Los planos también son un importante punto de referencia a la hora de solicitar apoyo económico, en el caso de proyectos en construcción.

Los bancos suelen solicitar copias de los planos arquitectónicos de la construcción en curso para verificar la descripción proporcionada por la persona que solicita un préstamo hipotecario.

Te recomiendo leer este articulo
Deja un comentario sobre este articulo

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.