Saltar al contenido
Arquitectura Pura

Principios de la arquitectura

La arquitectura es el arte que involucra técnica y estilo para la construcción de cualquier edificación. Por ello, se encarga de modificar ambientes físicos para satisfacer necesidades de los seres humanos. Aunque existen varios tipos, cada obra  contempla diversos principios de la arquitectura como norma dentro del diseño.

Los principios de la arquitectura sirven como idea generatriz para que el arquitecto pueda realizar el diseño de un edificio, casa u otro tipo de construcción. Son la base en la creación de estructuras que permiten la coexistencia perspectiva de varias formas y espacios dentro de una obra.

Un arquitecto debe realizar la elección adecuada de un principio para desarrollar una idea en el diseño, y determinar el resultado formal de este. De esta manera, se logran hacer edificaciones ordenadas, equilibradas y unificadas. Esto a pesar de que hay diversas técnicas artísticas que los diseñadores suelen emplear.

Dentro de los principios de la arquitectura se encuentran ordenadores que logran composiciones correctas y con regularidad geométrica. Pero en esta oportunidad nombraremos y explicaremos los que se consideran más importantes dentro de este ámbito.

La Simetría como Principio de la Arquitectura

Simetria

La simetría es uno de los principios de la arquitectura más antiguos, debido a que ha sido utilizado a lo largo de la historia. Hace referencia a la distribución equilibrada de las formas, posición y tamaño de un diseño estructural. Para lograr que sean equivalentes en lados opuestos de una línea central.

Esta línea es también llamada “Eje” por ser un punto que se ubica en el centro del diseño de una construcción con esta característica. Y cuando las partes se distribuyen de manera adecuada, la simetría es reconocible a simple vista. Un principio que está presente en la mayoría de las obras, principalmente en las elaboradas antes del siglo XX.

Quizás te interese leer:  Columnas de cariátide: definición y escultura

Además que logra que una edificación refleje orden en su parte externa, porque las columnas, losas y demás elementos están repartidos en partes iguales. Aunque esto también engloba los detalles pequeños que tenga una estructura. Sin embargo, la simetría puede estar representada en dos tipos:

  • Simetría bilateral: Hace referencia a la disposición equilibrada de los elementos en lados opuestos de un eje medio. De esta manera, el plano se puede dividir en partes perfectamente iguales. Un ejemplo de este tipo de asimetría tan común es la estructura del Taj Mahal, que posee mitades que se reflejan entre sí.
  • Simetría radial: Se refiere a la distribución exacta de todo lo que compone una estructura, pero solo desde un punto céntrico. Es decir, que el plano con este tipo de asimetría, solo se puede dividir en partes similares desde su eje central. Un ejemplo es la pirámide de cristal del Louvre.

La Pauta como uno de los Principios de la Arquitectura

Pauta

En la arquitectura, la pauta organiza todos los elementos de una estructura mediante su regularidad y continuidad visual; siendo uno de los principios de la arquitectura indispensable en edificaciones. Esta puede tratarse de un plano, una forma volumétrica o una línea recta. Pero cualquiera sirve como una referencia para poder vincular todo lo que compone una estructura en un plano, pero cada uno a su manera.

  • Un plano puede reunir los elementos del modelo que están situados bajo sí mismo. Actúa a modo de fondo de todo lo que compone el plano.
  • El volumen congrega lo situado dentro de sus límites, para organizarlos en los perímetros que se tienen establecidos.
  • Línea recta es la que puede crear el límite común en el diseño del plano, y es capaz de formar un punto o área neutra y unificada.
Quizás te interese leer:  El estilo shingle

La pauta, como uno de los principios de la arquitectura, es considerada como importante porque sirve para reunir y organizar todo un modelo. Así es posible que las edificaciones sean realizadas en la forma y espacio correcto. Además que visualmente se vean en armonía.

La Repetición como Principio de la Arquitectura

Repeticion

Otro de los principios de la arquitectura es la repetición o reproducción idéntica o diversa de elementos dentro de una estructura. Estos son agrupados y colocados en un espacio con una proximidad exacta y armónica en cuanto a formas, contornos, líneas y colores.

Por lo general esa repetición de elementos suele ser notoria en la parte externa de una edificación. Sobre todo en los siguientes:

  • Columnas.
  • Muros.
  • Puertas.
  • Ventanas.

Aunque no son las únicas piezas que se toman en cuenta para su reproducción exacta o similar. Todo depende del tipo de estructura a realizar, la visión del arquitecto y el diseño.

La forma repetitiva de elementos más utilizada es la lineal, en la que estos no son totalmente iguales. Pero, de igual, manera se agrupan a pesar de contar con ciertos detalles que les concede individualidad. Un claro ejemplo de esto, son las columnas con detalles en relieve, realizadas en estructuras antiguas.

Quizás te interese leer:  Materiales e instrumentos para el dibujo técnico y arquitectónico

Los arquitectos suelen tener en cuenta la repetición de piezas en el diseño, para aportar una sensación armónica a la estructura. Esto tiende a ser muy agradable a la vista y hasta hace posible que destaque por toda su composición.

Aunque fue uno de los principios de la arquitectura más utilizados en la antigüedad, sigue vigente y se puede notar en muchas de las construcciones modernas.

El Eje como uno de los Principios de la Arquitectura

Eje

El eje es considerado como uno de los principios de la arquitectura más importante para organizar formas y espacios arquitectónicos. Es una línea recta que está definida por dos puntos y que otorga simetría y equilibrio a una edificación. Por eso, es de los principios de la arquitectura que está presente en cualquier tipo de plano.

Se utiliza para hacer la correcta alineación y establecer los límites de construcción. Por ello, ayuda a determinar correctamente que el espacio lineal coincida con el eje, para que se logre el equilibrio. Sin importar que sean edificaciones horizontales o verticales de una o más plantas.

A pesar de que el eje puede ser invisible, es un elemento dominante y regulador que permite la distribución correcta de lo que compone una estructura. Para otorgar organización axial predominante aunque esta posea formas variadas en su exterior.

En el diseño de un plano o en una estructura realizada es posible notar con facilidad estos principios de la arquitectura. Además que, hay otros que también destacan en este ámbito, como lo es la jerarquía, transformación, armonía, color, el contraste y muchos más.

Configuración