Blog de Arquitectura, diseño y construcción

Tipos de espacio en arquitectura

Los tipos de espacio en arquitectura se pueden organizar en patrones para que se relacionen entre sí de una manera específica.

Las relaciones espaciales entre formas ayudan a definir su interacción.

Los tipos de espacio en arquitectura más comunes incluyen:

  • Espacio dentro de un espacio
  • Espacios entrelazados
  • Espacios adyacentes
  • Espacios vinculados por un espacio común

Además de estos tipos de espacio en arquitectura, existen varios tipos de enfoques organizativos utilizados en el diseño de edificios. Las organizaciones espaciales ayudan a unir una variedad de formas dispares.

Los métodos comunes de organización de los diferentes tipos de espacio en arquitectura incluyen:

  • Organización centralizada
  • Organización lineal
  • Organización radial
  • Organización agrupada
  • Organización de la cuadrícula

Estos métodos organizativos se pueden encontrar en la arquitectura de todas las edades. Desde la época de las civilizaciones antiguas hasta el diseño arquitectónico moderno, estas técnicas de composición han resistido la prueba del tiempo.

Echemos ahora un vistazo a cada uno de estos tipos de espacio en arquitectura con más detalle, comenzando con las relaciones espaciales.

Espacio dentro de un espacio

Un espacio grande puede contener un espacio más pequeño dentro de su volumen. El espacio más grande ayuda a definir el límite espacial para el espacio más pequeño dentro de él.

Si bien la continuidad entre los dos espacios se puede entender fácilmente, el espacio más pequeño depende del espacio más grande para su relación con el entorno exterior.

Para que se comprenda estos tipos de espacio en arquitectura, se necesita una clara distinción de tamaño entre los dos espacios. Si el espacio contenido aumentara de tamaño, el espacio más grande comenzaría a perder su impacto como forma envolvente.

Para diferenciarse de la forma más grande, el espacio más pequeño podría compartir la misma forma del sobre, pero estar orientado de manera diferente. También puede diferir en forma del espacio envolvente para destacar como un volumen independiente.

Este contraste en la forma podría indicar una diferencia funcional entre los dos espacios o la importancia simbólica del espacio contenido.

Espacios entrelazados

tipos de espacio en arquitectura

Una relación espacial entrelazada resulta de la superposición de dos volúmenes y el área resultante de espacio compartido. Cuando dos espacios entrelazan sus volúmenes de esta manera cada uno mantiene su identidad como espacio.

El área entrelazada de los dos volúmenes puede ser compartida por igual por cada espacio. Puede converger con uno de los espacios y convertirse en parte inherente de su volumen. También puede desarrollar su propia identidad como espacio que sirva para vincular los dos espacios originales.

Espacios adyacentes

Estos tipos de espacio en arquitectura permiten que cada espacio esté claramente definido y responda a requisitos funcionales o simbólicos específicos. La cantidad de continuidad que se da entre dos espacios depende de las características del plano que los separa y une al mismo tiempo.

El plano de separación puede restringir la conexión física o visual entre dos espacios. También puede reforzar la individualidad de cada espacio y ayudar a diferenciarlos.

Puede aparecer como un plano independiente en un volumen de espacio o puede definirse con una de las columnas. A diferencia de un plano sólido, las columnas permiten un mayor grado de continuidad visual entre dos espacios.

Alternativamente, un plano puede estar implicado por un cambio de nivel o por diferentes materiales o texturas superficiales entre dos espacios. Esto también se puede interpretar como volúmenes individuales de espacio divididos en dos zonas relacionadas.

Espacios vinculados por un espacio común

Estos tipos de espacio en arquitectura se pueden unir entre sí mediante un tercer espacio intermedio. La relación espacial entre los dos espacios depende de las cualidades del tercer espacio que comparten.

El espacio intermedio puede diferir en forma y orientación de los dos espacios. Alternativamente, los dos espacios y el espacio intermedio también pueden tener el mismo tamaño o forma.

Si es lo suficientemente grande, el espacio intermedio puede convertirse en el espacio principal y disponer sobre sí mismo una serie de espacios. Su forma también puede ser residual y estar determinada estrictamente por las formas de los dos espacios que se unen.

Organización centralizada

Estos tipos de espacio en arquitectura se componen de un espacio central dominante, con espacios secundarios agrupados a su alrededor. Como composición, esta disposición es concentrada y estable.

El espacio central suele ser de forma regular y lo suficientemente grande como para reunir espacios más pequeños alrededor de su perímetro. Los espacios secundarios pueden tener el mismo tamaño o forma para crear una composición más equilibrada alrededor del espacio central.

También pueden ser diferentes entre sí en cuanto a forma o tamaño para destacar su función única o su jerarquía. Además de la relación entre cada forma, estos tipos de espacio en arquitectura también permiten que la composición responda al lugar que la rodea.

La relación con su emplazamiento es importante en una composición centralizada, ya que es intrínsecamente no direccional. Depende del emplazamiento y de la articulación de uno de los volúmenes más pequeños para dictar las condiciones de entrada y acceso al espacio central.

El patrón de circulación dentro de una organización centralizada puede ser de forma espiral, radial o en bucle. Sin embargo, en prácticamente todas las circunstancias, el patrón de circulación terminará en torno a un espacio central.

Organización lineal

Estos tipos de espacio en arquitectura pueden estar compuesta por un único elemento unificador, en torno al cual se disponen diferentes objetos. Estos objetos pueden ser diferentes en escala, programa y forma.

Alternativamente, una organización lineal también puede estar compuesta por elementos uniformes y similares en escala, programa y forma. Son lineales debido a su disposición en un eje singular, más que como resultado de un volumen lineal unificador dominante.

Dentro de estos tipos de espacio en arquitectural, pueden haber espacios que requieran una articulación debido a la jerarquía funcional o visual. Esto puede conseguirse situando los volúmenes en los extremos del acceso lineal, desplazándolos del eje o situándolos en puntos de intersección (puntos de giro).

Debido a sus propiedades inherentes de longitud y continuidad axial, las organizaciones lineales expresan movimiento y una cualidad direccional.

Organizaciones radiales

Las organizaciones radiales son efectivamente una combinación de organizaciones lineales y centralizadas. Estos tipos de espacio en arquitectura tienen un punto focal central del que irradian formas lineales.

Sin embargo, a diferencia de las organizaciones centralizadas, en las que la atención se centra en el espacio central, las organizaciones radiales se expanden hacia su entorno.

Las formas lineales pueden ser iguales en tamaño y forma, mientras que pueden diferir en longitud o forma. Esto puede ser el resultado de requisitos programáticos o puede ser una decisión de diseño.

Cuando las organizaciones radiantes son regulares y simétricas, el espacio central adquiere un mayor grado de importancia. Por otro lado, si algunas organizaciones lineales difieren en escala o forma, ayuda a destacarlas en la estructura jerárquica de la disposición.

Organizaciones agrupadas

Las organizaciones agrupadas se basan en la proximidad para relacionar los espacios entre sí. Estos tipos de espacio en arquitectura suelen consistir en espacios celulares repetitivos que tienen ciertas cualidades visuales en común.

Sin embargo, no es necesario que las formas que componen una organización agrupada sean regulares en tamaño o forma. Una organización agrupada puede funcionar igual de bien con formas disímiles, siempre que se ensamblen cerca unas de otras.

Una organización agrupada puede tener un punto focal central o una forma central unificadora, pero carece de la regularidad y la simetría de una organización centralizada. La forma central puede acentuarse para crear una mayor sensación de jerarquía.

Las organizaciones agrupadas también pueden tener un elemento lineal que organice las formas agrupadas.

Esto crea una mayor sensación de unidad y ayuda a articular ciertas partes de la composición.

Organizaciones en cuadrícula

Una organización en cuadrícula está formada por una composición tridimensional de puntos de referencia lineales. Estos tipos de espacio en arquitectura suelen ser perpendiculares entre sí, aunque no tienen por qué serlo.

La continuidad y la regularidad creadas por la cuadrícula dan a la composición una fuerte sensación de estabilidad y organización. Ayuda a unir formas de forma y escala diferentes. Funcional y visualmente, ayuda a regular la orientación de la composición.

Los elementos estructurales del edificio suelen acentuar los patrones de cuadrícula. Esto incluye la disposición regular de columnas y vigas. Estos tipos de espacio en arquitectura también puede acentuarse mediante elementos no estructurales, como las juntas de los materiales o los montantes de los cristales.

Los patrones de cuadrícula se pueden interrumpir en ubicaciones específicas para crear una jerarquía. Esto permite que las partes de la composición en las que se interrumpe la cuadrícula se destaquen, dándoles un mayor sentido de importancia.

Tipos de espacio en arquitectura (espacio positivo y negativo)

Se suele decir que la arquitectura es la combinación de espacio y forma. El espacio abarca el volumen de una estructura, las partes de un edificio por las que nos movemos y experimentamos.

La forma es la masa, o la agrupación de materiales, utilizada para dar forma a un edificio.

Otra forma de ver los tipos de espacio en arquitectura es en términos de espacio positivo y negativo.

El espacio positivo tiene masa. Puede ser un recinto o un límite sólido con una forma específica. La zona intermedia, que no tiene masa visible, es lo que llamamos espacio. La arquitectura se produce en el punto en el que la forma y el espacio se unen.

Aunque técnicamente los tipos de espacio en arquitectura existen fuera de los límites de un edificio, en arquitectura la atención se centra principalmente en la zona cerrada.

Sin embargo, la relación entre un edificio y su entorno es una parte fundamental del diseño. En el contexto de su entorno, un edificio sirve para define el espacio en relación con las estructuras o espacios exteriores que lo rodean.

Aunque en la mayoría de los casos nos centraremos en el recinto interno cuando nos refiramos al espacio.

Si quiere, también puede seguir leyendo más artículos interesantes sobre el maravilloso mundo de la arquitectura en nuestra web.

Te recomiendo leer este articulo
Deja un comentario sobre este articulo

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.