Saltar al contenido
Arquitectura Pura

Ventilación Cruzada en Arquitectura

La ventilación cruzada en arquitectura, es uno de los modos de usar la fuerza de la naturaleza en beneficio de un diseño de estructura armónico y eficiente.

El viento es uno de los principales elementos a considerar en cualquier diseño de estructuras y edificaciones. 

La ventilación cruzada es un mecanismo utilizado en la construcción civil para que los ambientes internos de los edificios y otras propiedades estén bien ventilados. De esta manera, la arquitectura de un proyecto determinado busca aprovechar al máximo el recurso natural que es el viento, de manera que haya una entrada y salida constante de aire, manteniendo el espacio siempre fresco.

Ventilacion cruzada simulacion donde el viento fresco entra por la ventana mas baja y elimina el aire caliente en la ventana superior
Ventilación cruzada: simulación donde el viento fresco entra por la ventana más baja y elimina el aire caliente en la ventana superior

Por tanto, para que se produzca una ventilación cruzada natural en un ambiente, debe haber al menos dos aberturas en paredes opuestas o adyacentes en la arquitectura en cuestión (puertas, ventanas …), ya que de esta manera el aire fluirá por el ambiente y será capaz de llevar el aire caliente al exterior, dejando aire fresco dentro del espacio.

Es importante señalar que la ventilación cruzada puede ocurrir tanto en horizontal como en vertical, es decir, las aberturas responsables de la entrada de aire al inmueble pueden estar alineadas en diferentes paredes a la misma altura o pueden estar ubicadas a diferentes alturas.

Por ejemplo, si las aberturas en su propiedad están a diferentes alturas, el viento fresco entra por la ventana inferior y elimina el aire caliente en la ventana superior. Esto se debe a que el aire más frío es más denso y por lo tanto más pesado que el aire caliente que asciende y se elimina por la abertura más alta.

Aunque algunos arquitectos parecieran olvidarlo como parte de un recurso que puede hacer de cualquier edificación, un cuerpo eficiente y naturalmente sustentable.

La nueva arquitectura recupera conceptos muy antiguos que parecieron haberse olvidado por años y que han dado a los edificios un mayor dinamismo.

Aprovechando a la naturaleza como potenciador y adaptando de forma eficiente el diseño dentro de su entorno. 

La ventilación cruzada en arquitectura es una muestra de cómo podemos de manera simple, minimalista y económica lograr edificaciones:

  • Armónicas
  • Energéticamente eficientes
  • Más económicas
  • Confortables
  • Que mejoren la calidad de vida de sus ocupantes

Principios arquitectónicos básicos y que siempre deben estar presentes en cada una de nuestras creaciones.

Antes de adentrarnos en el desarrollo y ventajas de este tipo de diseños, veamos los principios fundamentales de la ventilación cruzada en arquitectura.

ventilación cruzada en arquitectura

¿Qué es la ventilación cruzada en arquitectura?

La energía eólica, es decir, la fuerza que tienen las corrientes de viento, ha sido aprovechada por el hombre desde tiempos ancestrales.

Los movimientos de rotación terrestres y la interacción con la atmósfera, producen el fenómeno conocido como viento.

Esta fuerza invisible es capaz de mover molinos, producir energía y cuando su furia se desata, produce desastres inimaginables.

Sin embargo, los principios físicos básicos del viento, nos permiten integrar y aprovechar sus beneficios en el diseño de edificaciones.

La ventilación cruzada permite diseñar entradas de aire, ventanas y estructuras abiertas que permitan el libre flujo del viento a través de la estructura.

Este paso del viento por el interior de la estructura, refresca el interior de manera natural y permite eliminar el aire cargado a modo de arrastre.

El diseño de ventilación cruzada en arquitectura, consiste en estudiar el movimiento del viento de la estructura y diseñar puntos de entrada-salida eficientes.

Se busca optimizar el paso del viento desde el exterior del edificio hacia el interior y que por principios de succión, el viento tenga un punto de escape. 

La ventilación cruzada en arquitectura reorganiza el recorrido interior y permite:

  • Reducir la temperatura interior
  • Eliminar la humedad producida por la interacción humana
  • Inyectar aire fresco hacia el interior de la estructura
  • Reduce la fuerza y resistencia de la estructura al viento externo
  • Reduce los costes de construcción y mantenimiento estructural

ventilación cruzada en arquitectura

Estrategias de diseño de la ventilación cruzada en arquitectura

Cuando pensamos en una construcción, debemos tener siempre presente que realizamos una interrupción abrupta del flujo natural del viento.

Interponemos un obstáculo a su libre paso y que puede ser un elemento a favor o en contra, dependiendo del punto de vista del arquitecto.

Aquellos diseños que se crean como elementos interpuestos a la naturaleza, pierden un valioso recurso en la climatización de espacios comunes. 

Típico de las construcciones de mediados del siglo XX, en los que el viento es considerado un elemento desfavorable.

Edificios herméticos que solucionan la climatización interior con equipos eléctricos de aire acondicionado o calefacción. 

Estos producen un gasto energético que hasta hace menos de 20 años, no era considerado como fundamental.

Afortunadamente, los nuevos preceptos arquitectónicos han re-descubierto que la naturaleza puede ser un elemento favorable si sabemos aprovecharlo.

El simple diseño de estructuras con flujos de viento conducidos desde el exterior al interior, permite tener estructuras dinámicas y eficientes. 

Para ello, se debe hacer un estudio previo de las corrientes eólicas y las variantes térmicas del entorno. 

Adaptar la ventilación cruzada en arquitectura al diseño de la estructura y aprovechar estas fuerzas a favor.

Ventanales inteligentes, entradas y salidas de aire cruzado, zonas de distribución y elementos de fluidez, permiten tener edificaciones más aireadas y eficientes.

ventilación cruzada en arquitectura

Ventajas de la ventilación cruzada en arquitectura

La ventilación cruzada, no solo permite tener habitaciones más frescas en verano y más cálidas en invierno.

Contempla un complejo sistema de diseño que interpone pasos controlados de aire del exterior al interior. 

Permite un flujo artificialmente modificado y que pueda ser un elemento diferencial del ambiente interior del edificio.

Dentro de las innumerables ventajas de este tipo de diseño, están:

  • Edificios más frescos en verano y cálidos en invierno
  • Mayor luminosidad natural con mayores accesos visuales
  • Eliminación eficiente de humedad, moho y suciedad en el interior
  • Edificios más saludables al eliminar más eficientemente agentes patógenos
  • Edificaciones más seguras, pues reducen la acumulación de gases, elementos tóxicos, humo y otros factores de riesgo
  • Reduce hasta en un 50% el consumo de aires acondicionados, calefacción y controladores de humedad ambiental
  • La energía consumida por sistemas de iluminación artificial, puede reducirse en un monto bastante considerable.
  • La renovación constante del aire, permite tener edificios menos propensos a acumular microorganismos y agentes patógenos.
  • En este tipo de edificios, la calidad del aire interior es superior al aire propulsado artificialmente por equipos de acondicionamiento.

En definitiva, al incorporar la ventilación cruzada en arquitectura en el diseño, producimos edificaciones armónicas, eficientes y de mayor calidad de vida para los ocupantes.

ventilación cruzada en arquitectura

¿Cómo implementar la ventilación cruzada en arquitectura?

Los diseños con ventilación cruzada en arquitectura, van un poco más allá que la simple incorporación de ventanas.

Se debe hacer un estudio serio de las variables barométricas del entorno y calcular:

  • Precipitaciones y nivel pluviométrico
  • Velocidad media del viento
  • Direccionalidad estacional del viento
  • Humedad ambiental 
  • Estudio de corrientes térmicas

Todos estos elementos naturales se integran a diseños que contengan:

  • Entradas de aire a favor de la direccionalidad
  • Pasos de flujo de viento controlados al interior
  • Recorrido estacional del viento al interior
  • Salidas cruzadas con succión exterior

Además, debemos controlar los principios físicos de las corrientes de aire. 

Conocer que las corrientes más cálidas tienden a subir, mientras que las más frías a descender.

Este conocimiento nos permite estructurar el diseño de modo que se aprovechen estas ventajas térmicas a nuestro favor en determinadas estaciones.

En algunos casos, se requiere de un sistema de ventilación cruzada híbrido. Es decir, elementos artificiales que apoyen el flujo del viento interior y que actúen en caso de necesidad.

Este tipo de sistemas pueden estar operados por algún tipo de energía verde como solar, pero en muchos casos consumen energía eléctrica convencional.

Es importante resaltar que la ventilación cruzada no elimina el uso de sistemas de enfriamiento o calefacción interna. Pero sí reduce su consumo en una porción bastante considerable, lo que los hace económicamente viables.

Además que la reducción del consumo eléctrico aporta una mayor sostenibilidad y una mejor integración del edificio en su entorno.

Quizás te interese leer:  Arquitectura estalinista: estilo, características y edificios

Sin embargo, su incorporación en el diseño, permite tener edificios más confortables, económicamente viables y ecológicamente sustentables.

Configuración