Saltar al contenido
Arquitectura Pura

Arquitectura Tolteca

¿Qué es la arquitectura Tolteca? En este artículo se hablará sobre el arte y la arquitectura Tolteca.

A veces, las culturas antiguas se vuelven legendarias. Los poderosos aztecas de América Central tenían a los toltecas, una cultura anterior, en muy alta estima. Pero, ¿Quiénes eran los toltecas? El Imperio Tolteca fue una civilización que se encuentra en el centro de México a partir del siglo X. 

Arquitectura Tolteca

Desde aproximadamente el 900 hasta aproximadamente el 1100 d.C., los Toltecas derrotaron sin piedad a las culturas circundantes y acumularon brevemente un gran poder, controlando la mayor parte del México actual. 

Es posible que los Toltecas y la arquitectura Tolteca se hayan desarrollado a partir de un grupo anterior de personas que emigraron de los desiertos del noroeste al centro de México, a un área llamada Culhuacan en el Valle de México. 

Sin embargo, incluso hoy en día, muchos detalles de su cultura son un misterio y siguen presentes en la arquitectura Tolteca.

Los Toltecas adoraban a una serie de dioses que exigían sacrificios, incluidos sacrificios humanos. Las deidades incluían a Quetzalcoatl , un dios que a veces también se decía que era un líder tolteca. 

Había un gobernante tolteca con ese nombre, pero los eruditos no están seguros de si fue una persona que se deificó o si tomó su nombre del dios. El símbolo de Quetzalcoatl era una serpiente con plumas de quetzal, siendo el quetzal un pájaro con alas de color verde brillante.

La capital Tolteca era una ciudad llamada Tula, conocida como Tollan por los aztecas, una imponente zona urbana con una población de más de 30.000 personas, y era uno de los centros más reconocidos de la arquitectura Tolteca. Estaba ubicada a unas 50 millas al norte de la actual Ciudad de México. 

La mayor parte de la información sobre los toltecas y la arquitectura Tolteca proviene de textos aztecas y poscoloniales que documentan tradiciones orales anteriores. Sin embargo, estos de ninguna manera están completos, y la información puede ser coloreada por la reverencia particular de los aztecas por todas las cosas toltecas y su deleite en fusionar el mito con la realidad para ayudar a establecer un linaje con estos viejos maestros.

Igualmente, cabe destacar que una cuidadosa comparación con los textos mayas anteriores y el registro arqueológico sobreviviente permite esbozar al menos los principales elementos de esta civilización y de la arquitectura Tolteca.

Orígenes y propagación

Como bien hemos comentado anteriormente, los toltecas tenían sus raíces en el pueblo tolteca-chichimeca, y durante el siglo IX d.C., habían emigrado de los desiertos del noroeste a Culhuacán en el Valle de México. 

Según los aztecas, el primer líder Tolteca fue Ce Técpatl Mixcoatl (una serpiente nimbo de pedernal, es decir, la Vía Láctea), y su hijo Ce Acatl Topiltzin (un sacrificador de caña, nacido en 935 o 947 d.C.) llegaría a ganar fama. como gran gobernante y adquirir el nombre del gran dios Quetzalcoatl (‘Serpiente Emplumada’) entre sus títulos.

El primer asentamiento y primer indicio de la arquitectura Tolteca fue en Culhuacán, pero luego establecieron una capital en Tollan (o Tula, que significa ‘lugar de juncos’, una frase mesoamericana general que se aplica a todos los grandes asentamientos). 

La ciudad creció en un área de 14 km² y adquirió una población de entre 30.000 y 40.000. El corazón de la ciudad se trazó en un patrón de cuadrícula y es notablemente similar a la ciudad maya de Chichén Itzá

Curiosamente, los mayas también tenían una versión de un héroe cultural conocido como la ‘Serpiente Emplumada’, traducida como Kukulcán y contemporánea del Quetzalcóatl tolteca; esto y las similitudes de la arquitectura Tolteca sugieren que existía un estrecho vínculo cultural entre las dos civilizaciones.

El desarrollo de Tula

A partir del siglo X de la era cristiana, la región de Tula se convirtió en el centro urbano de mayor importancia del altiplano central mexicano. 

Por muchos conflictos políticos y religiosos hacia el año 1100-1200 varios grupos nómadas saquearon e incendiaron la ciudad de Tula. 

Esta quedó completamente destruida,  lo que originó una nueva emigración masiva con una segunda oleada migratoria hacia otras regiones al interior del actual México.

El pueblo tolteca a través de la arquitectura tolteca,  fue el artífice de una refinada cultura que incluía conocimientos sobre:

  • El arte de la fundición del metal
  • El trabajo del tallado de la piedra
  • La destilación 
  • El estudio de la astronomía. 

La arquitectura tolteca y su arte reflejaron influencias de Teotihuacan y de la cultura Olmeca. Los restos de la ciudad de Tula, la cual se ha comprobado que era llamada Tollan Xicocotitlan, tiene tres templos piramidales como eje central.

De estos templos,  el más grande está rematado por columnas labradas de 4,6 m de altura con estilizadas figuras humanas conocidas como “atlantes” o en Náhuatl: Guerreros.

Estos templos estaban dedicados a Quetzalcóatl, la mítica serpiente emplumada, la deidad más importante de los toltecas.

Se ha descubierto que estos la adaptaron de culturas anteriores y la adoraron como el dios del planeta Venus. 

Cuenta la leyenda, que un dios rival tolteca,  Tezcatlipoca hizo que Quetzalcóatl y sus seguidores abandonaran Tula en torno al año 1000 d.C. 

Estos habitantes se desplazaron al sur y posteriormente desarrollaron la ciudad maya de Chichén Itzá, transformándola en la capital más importante de la región.

arquitectura tolteca

Herencia y Religión tolteca

Los toltecas dentro de sus ritos religiosos escenificaban batallas militares y sacrificios humanos en esculturas talladas en piedra.

Una de las esculturas más importantes de los toltecas se llama Chacmool y es representada por una gran figura sentada en forma reclinada. Esta sostiene en el vientre un recipiente y tiene la cabeza mirando hacia un costado.

Los frisos destacan en la arquitectura tolteca de Tula. Estos frisos  representan a grandes guerreros, animales poderosos como el jaguar y a Quetzalcóatl como serpiente emplumada.

Además, acompañan a estos frisos representaciones de partes de cuerpos humanos como calaveras y huesos largos cruzados. 

Asimismo, destacan las columnas talladas con la figura de guerreros provistos de atlatl o estólicas, dardos, escudos y pectorales en forma de mariposa.

El estilo cerámico de la cultura tolteca es más antiguo y  antecede a la fundación de Tula. Es conocido como Coyotlatelco y se caracteriza por el color rojo-café de sus vasijas.

Los toltecas desarrollaron un tipo de cerámica conocida como Mazapa, un símbolo inequívoco de la expansión de los toltecas por gran parte de Mesoamérica.

Las formas alfareras más sobresalientes son las escudillas de interiores decoradas con líneas rectas u onduladas, pintadas de rojo intenso.

Paralelamente al estilo Mazapa, se desarrolló el “Plumbate” un estilo de cerámica tolteca de superficies vitrificadas. Este gran avance técnico se logró gracias a la pintura con pigmentos minerales y su cocción a muy altas temperaturas.

arquitectura tolteca

TollAn

El Tollan de la mitología azteca era famoso por sus suntuosos palacios e imponentes edificios hechos de oro, jade, turquesa y plumas de quetzal, que reflejan perfectamente la arquitectura Tolteca.

También se pensaba que la ciudad se había inundado con la riqueza generada por los talentosos artesanos toltecas, altamente capacitados en metalurgia y alfarería.

A los toltecas también se les atribuía el mérito de dominar la naturaleza y producir enormes cosechas de maíz y algodón de colores naturales de rojo, amarillo, verde y azul. Como era de esperar, después de siglos de saqueos, no sobrevive ningún artefacto que atestigüe esta riqueza material, excepto los indicios de que los toltecas hicieron un comercio importante de obsidiana (utilizada para espadas y puntas de flecha) que se extraía de la cercana Pachuca.

piramide

En la arquitectura Tolteca, el sitio arqueológico de Tollan, asentado sobre un promontorio de piedra caliza, aunque no tan espléndido como la leyenda, tiene una impresionante cantidad de monumentos sobrevivientes. 

Estos incluyen dos grandes pirámides, una pasarela colisionada, un gran edificio palaciego y dos canchas de pelota, todo ello rodeado por una densa zona de viviendas urbanas. La vivienda doméstica se organiza en grupos de hasta cinco residencias de techo plano con cada grupo centrado en un patio con un solo altar y el conjunto rodeado por un muro.

La escultura arquitectónica de la arquitectura Tolteca que sobrevive en las pirámides incluye grandes columnas, cada una de las cuales consta de cuatro tambores, tallados como guerreros sobre los cinco niveles de la Pirámide (arriba en la fotografía) de 10 m de altura. 

Los guerreros alguna vez habrían sostenido una estructura de techo. Los guerreros están vestidos listos para la batalla con un tocado de tambor y un pectoral de mariposa y cada uno sostiene un lanzador de lanza a su lado. 

Además, las columnas de serpientes emplumadas sobreviven de la entrada original. Las columnas de guerreros son casi idénticas y sugieren talleres sofisticados capaces de producción en masa.

Los frisos corren alrededor de las pirámides y una pared independiente en forma de L de 40 m de largo (conocida como coatepantli y una innovación tolteca). Muestran escenas con animales como el jaguar, el lobo y el coyote (símbolos asociados a un pueblo belicoso como los toltecas) y sacrificios (especialmente serpientes de cascabel y esqueletos entrelazados). También hay imágenes de criaturas emplumadas (quizás jaguares) y águilas con corazones en la boca.

Tollan también proporciona los primeros ejemplos de chacmools, los guerreros de piedra reclinados que agarran un recipiente en su estómago para recibir ofrendas de sacrificio para los dioses.

Estos se convertirían en una característica común de los templos en Mesoamérica y de la arquitectura Tolteca.

piramide 2

Desaparación

Se desconoce qué terminó con el dominio regional de la civilización tolteca. Un pueblo belicoso, sin duda conquistando las tribus circundantes e imponiendo tributos sin ninguna preocupación por la integración en la cultura política y religiosa tolteca, el ‘ imperio ‘ 

Puede muy bien haberse desintegrado simplemente cuando fue sometido a la tensión de fenómenos naturales como una sequía sostenida. 

Las disputas internas también pueden haber llevado a la ruptura de la estructura de poder, y esto se insinúa en las legendarias historias de batallas entre los dioses Quetzalcoatl y Tezcatlipoca., entrelazado con personajes históricos.

Lo que es más cierto es que a mediados del siglo XII d. C., Tollán muestra signos de destrucción violenta, sobre todo en su arquitectura Tolteca; muchas columnas arquitectónicas y estatuas fueron quemadas y enterradas a propósito y el sitio fue saqueado sistemáticamente por los aztecas. 

Liderados por el último líder tolteca Huemac, los remanentes del pueblo tolteca se re asentaron en Chapultepec en las orillas occidentales del lago de Texcoco , un evento que tradicionalmente data de 1156 o 1168 d.C.

Legado

El nombre tolteca tenía cierto prestigio y fueron muy apreciados por los mayas y los aztecas, en particular, quienes parecen haber copiado muchos aspectos de las prácticas religiosas y la arquitectura Tolteca y consideraron el período tolteca como una época dorada en la que maravillas como se inventaron la escritura, la medicina y la metalurgia. 

Estos bien pueden haber sido inventados antes y por otros, pero lo más seguro es la gran influencia tolteca en la arquitectura y la escultura. 

Las imágenes de deidades reconocibles en Tollan que luego aparecerían en el panteón azteca incluyen a Centeotl, Xochiquetzal, Tlahuizcalpantecuhtli y la serpiente emplumada identificada con Quetzalcoatl. 

Tallados en piedra de vasijas cuauhxicalli ylos chacmools utilizados en los sacrificios y también los tzompantli (bastidores de calaveras) dan fe de la influencia que los toltecas tendrían en sus sucesores más famosos. 

En cualquier caso, cualquiera que sea el legado real del pueblo de Tollan, para los aztecas eran los toltecas y no otros de quienes pretendían reclamar descendencia, y la magnitud de su reverencia y respeto se evidencia en la expresión azteca Toltecayotl o ‘to tener un corazón tolteca ‘que significó ser digno y sobresalir en todas las cosas.

cancun 2269936 1920

Arquitectura Tolteca y su Imperio

La arquitectura Tolteca en Tula incluía pirámides, grandes palacios y densas viviendas urbanas. Los aztecas escribieron sobre la gran belleza y el impresionante carácter de Tula, pero hoy es difícil para nosotros saber cómo se veía. No queda mucho. 

Tula fue incendiada por culturas invasoras en el siglo XII, y los aztecas más tarde tomaron piedras y esculturas de las ruinas para sus propios complejos.

Tula se trazó con estructuras de piedra caliza construidas alrededor de una plaza o plaza central.  Las pirámides eran escalonadas, construidas con una serie de plataformas horizontales, cada una un poco más pequeña que la que estaba debajo. 

Las pirámides tenían una gran columnata o sala con columnas que conducía a ella. Otras estructuras incluían templos de techo plano con pasillos de columnas cuadradas, pirámides adicionales, dos canchas de pelota ceremoniales y muchas columnatas, todo alrededor de la plaza central. 

La gente vivía en casas rectangulares, cinco de ellas a menudo agrupadas en un complejo.

Características de la Arquitectura Tolteca

La arquitectura tolteca se caracterizó por un gran cambio en el estilo de la arquitectura utilizado por las civilizaciones americanas. 

El estilo de la arquitectura tolteca influyó en gran medida sobre las mayores civilizaciones prehispánicas como la maya, olmeca y azteca.

Un aspecto destacado del estilo de la arquitectura tolteca es su cercana relación con la escultura y el arte de la fabricación de bajos y altos relieves.

Estas expresiones artísticas complementan más que adornar las obras de la arquitectura tolteca. Muchas edificaciones de la arquitectura tolteca tienen pilares que sostienen el tejado pero que en apariencia parecieran esculturas decorativas. 

Estos pilares tienen tallas de imágenes que representan personas o diferentes animales mitológicos en representaciones divinas.

Los edificios tienen una característica común y es la ausencia de ventanas. Además las puertas pequeñas son elementos característicos de la arquitectura tolteca. 

Aunque eran grandes constructores, la arquitectura tolteca no construyó muchas pirámides. No obstante, sus obras se consideran como mega construcciones de la antigüedad.

Las formas constructivas de la arquitectura tolteca para la construcción de pirámides incluía una base en la estructura apoyada en numerosas escaleras. 

Estas escaleras estaban repartidas por toda la pirámide desde la base hasta la cima o la plataforma superior.

Las ciudades de la arquitectura tolteca se construyeron alrededor de una plaza con un altar que estaba rodeado por grandes edificios. 

Entre estos edificios, las pirámides, los palacios y un estadio donde se celebraban partidos de pelota, eran el centro de la arquitectura tolteca de las ciudades.

arquitectura tolteca

Materiales empleados en la arquitectura tolteca 

La arquitectura tolteca utilizó diferentes materiales en sus construcciones. La piedra fue el principal recurso natural y tenían gran habilidad en el uso de la piedra para construir y decorar.

Se sabe, por restos arqueológicos que utilizaban cemento, arena, adobe y cal en la construcción de sus principales edificios.

Obras de Arquitectura Tolteca

Dentro del desarrollo de la arquitectura tolteca, la  escultura fue una forma de expresión artística con un lugar destacado en muchos de los edificios. 

Fueron los pioneros en la inclusión de la expresión artística en los edificios más importantes no como una mera decoración sino como parte integral de los mismos.

El estilo arquitectónico de los edificios toltecas tenían estructuras que sostenían el techo y estas columnas solían ser talladas y con representaciones de diversos motivos.

Muchos de estos motivos representaban animales a los que se atribuye un gran poder, como serpientes, jaguares y águilas. 

Además incluyen guerreros que llevan en sus vestimentas armas o escudos protectores. Las columnas incluyen serpientes diseñadas para tener plumas en la cabeza, la cola del animal se coloca hacia arriba, mientras que la cabeza está en el suelo.

Uno de los edificios más llamativos de la arquitectura tolteca es el llamado palacio quemado, esta estructura es una de las pirámides más grandes de los toltecas. Se hizo como una construcción en honor al sol.

La pirámide de Tlahuizcalpantecuhtli es una de las edificaciones más importantes de la arquitectura tolteca. Es un templo construido en honor al dios Quetzalcóatl.

La construcción de la pirámide se estima que comenzó en la Fase Tollan, es decir, después del incendio que acabó con el primer asentamiento de Tula. 

Se ha estudiado que en lo alto de la plataforma debió haber un templo, pues las esculturas del tope de la pirámide así lo demuestran.

Estas representaciones de guerreros, se conocen como los Atlantes de Tula, son cuatro esculturas emblemáticas de la zona y son representaciones de guerreros toltecas.

Estos guerreros están ataviados con un pectoral de mariposa, atlatl, dardos, cuchillos de sílex y un arma curva característica de la arquitectura tolteca. 

arquitectura tolteca

Iconografía de la arquitectura tolteca

Existen varios elementos arquitectónicos iconográficos en las construcciones de la arquitectura tolteca. En estas construcciones se muestra la relación que existe entre los edificios y el culto a Quetzalcóatl. 

Las llamadas columnas serpentinas están decoradas con la serpiente emplumada, representación de  Quetzalcóatl el dios más importante para los toltecas.

Las pilastras que están ubicadas detrás de cada uno de los Atlantes tienen representaciones del enfrentamiento entre Quetzalcóatl y Tezcatlipoca.

Estos dos dioses eran eternos rivales, muy similar a la dicotomía entre Dios y el Diablo en la cultura judeo-cristiana.

Además, en la pilastra hay representaciones de dos personajes vestidos de guerreros. Estos son representantes humanos de Tezcatlipoca y Quetzalcóatl, sobre éste hay una representación de Tlaloc, el señor de la lluvia.

Los toltecas eran un pueblo muy religioso y Quetzalcóatl era la deidad mayor rango en toda la cultura.

Hogares Familiares de la arquitectura tolteca

En el desarrollo de  la arquitectura tolteca, los edificios de uso familiar son de menor jerarquía. Esto es un rasgo característico en todas las culturas de la antigüedad como Roma, Grecia, Egipto y Mesopotamia. 

Sin embargo, la arquitectura tolteca dio a los edificios una gran extensión con una gran gran capacidad interior. 

Estos edificios podían albergar a un gran número de habitantes bajo una misma edificación. Mayoritariamente, son casas de piedra, arcilla y adobe con una sola planta y un tejado totalmente horizontal. 

Los tipos de viviendas para familias destacan como unidades plurifamiliares o con varias unidades unidas entre sí.

Estos grupos de viviendas tienen en común un plano que las separa y las divide por sectores,  se pueden distinguir diferentes bloques en las viviendas toltecas.

arquitectura tolteca

Principales construcciones de la arquitectura tolteca

Una de las características principales de la arquitectura tolteca fueron las grandes habilidades y destrezas en la construcción. Las edificaciones más importantes se encontraban en el palacio quemado. 

Las construcciones más relevantes de la arquitectura tolteca, fueron:

Templo de Quetzalcóatl, Teotihuacan, México

La pirámide Tlahuizcalpantecuhtli constituye uno de los edificios más importantes de la arquitectura tolteca. Fue el templo en honor al dios Quetzalcóatl, la deidad más importante para el pueblo tolteca.

En la cima de esta pirámide se colocaron un grupo de cuatro atlantes con alturas que alcanzaban los 4,6 metros de altura.

Tula

A su vez era un centro religioso y una ciudad. Estaba preparada para la defensa con murallas y centros de avistamiento.

Se puede destacar como las obras más importantes a: El castillo, el templo V y el templo de los frescos.

Pero sobre todas las obras toltecas, las más destacadas son los atlantes de Tula, figuras de guerreros, con dardos y escudos, y los pectorales decorados en forma de mariposa.

La influencia de Tula llegaba a lugares tan distantes como Centroamérica el náhuatl, natural de Tula, aún se sigue hablando en las zonas del interior mexicano y guatemalteco.

Tzompantli: el Templo Mayor de Tenochtitlan

El Tzompantli o el altar de los cráneos es una obra de la arquitectura tolteca, fue realizada y decorada con calaveras, así como restos humanos de los sacrificados en los ritos.

Era una estructura hecha de postes los cuales eran usados para ensartar los cráneos de las víctimas de los sacrificios a los dioses.

Se considera un elemento propio de la arquitectura tolteca, estaba concebido como una plataforma para colgar los cráneos y otras partes del cuerpo como manos u orejas.

Las víctimas de los sacrificios solían ser prisioneros de guerra y eran considerados necesarios para proteger las cosechas y mantener la fertilidad.

Se cree que el objetivo principal de las guerras era tomar prisioneros para ofrecerlos a los dioses.

Huacapalco

Huacapalco fue la sede político administrativa del imperio tolteca antes de la migración a la ciudad de Tula.  Este es el lugar de asentamiento humano más antiguo del oriente mexicano.

Legado de la arquitectura tolteca en los mayas

Los mayas adoptaron al calco los principales elementos constructivos, culturales y religiosos de los toltecas. Incluyendo, obviamente a la escultura, el arte y la arquitectura tolteca.

Es conocido por las diferentes exploraciones arqueológicas que los mayas y los toltecas tuvieron una relación muy estrecha. Una de las mayores influencias de los toltecas en los mayas fue en la arquitectura, la escultura, religión y ritos ceremoniales.

La expansión de las costumbres y cultura de los toltecas tuvo su origen en las relaciones comerciales de los toltecas con el resto de los reinos Mesoamericanos.

Estos nexos se acentuaban por la amenaza constante de Tula como la mayor potencia militar de la región y de lo que hay dudas que haya sido la causa de su destrucción. 

Además de esta gran influencia sobre el pueblo maya, los toltecas también ejercieron una fuerte presencia en otras sociedades localizadas en zonas como:

  • La Huasteca
  • Totonacapan
  • Tajín 

Así como en el resto de las poblaciones menores de toda la Península de Yucatán.

Hasta hoy en día, la influencia de la arquitectura tolteca se ha evidenciado como uno de los mayores aportes de un grupo humano a la cultura universal.

Pioneros en casi todos los aspectos del conocimiento humano en la época, los toltecas llegaron a dominar una región en la que los grandes guerreros eran la norma. Su influencia ha llegado mucho más allá de lo que podemos ver hoy en día.

Durante la conquista española se arrasaron con muchas de las construcciones de la arquitectura tolteca en la búsqueda enfermiza de oro del conquistador español

Arte del Imperio Tolteca

Los artistas toltecas eran expertos en metalurgia, tejido y cerámica. Pero posiblemente el arte tolteca más impresionante fue expresado en la arquitectura Tolteca con la escultura de piedra, gran parte de la cual adorna la arquitectura de Tula. 

Impresionantes tallas en relieve, donde las figuras se destacaban levemente de la superficie sin dejar de estar unidas a ella, alineaban las columnatas interiores.

En la arquitectura Tolteca, los murales incluían escenas de guerra; imágenes de animales peligrosos como jaguares, lobos y serpientes de cascabel; e imágenes de sacrificio, incluidas las águilas que comen corazones humanos. 

Una gran talla, llamada el Muro de las Serpientes, muestra serpientes devorando esqueletos humanos, rodeadas de diseños geométricos. ¡No es arte para los débiles de corazón! Algunas de estas tallas alguna vez fueron pintadas de colores vivos.

En Tula se encontraron dos tipos importantes de esculturas de piedra con figuras independientes. 

Una forma, llamada chacmool , era la de un guerrero de piedra reclinado de tamaño natural. La figura yacía de espaldas, con los codos hacia abajo, la cabeza vuelta y las rodillas hacia arriba. 

La figura sostenía un recipiente en el que se colocarían ofrendas para los dioses. Algunos eruditos piensan que las figuras de chacmool se originaron con los toltecas, pero también se encontraron en Chichén Itzá, un sitio maya al este.

Otro gran tipo de escultura en la arquitectura Tolteca se llamó atlante. Eran figuras humanas independientes de 15 pies de altura talladas en trozos individuales de una roca llamada basalto. Se cree que alguna vez sostuvieron una estructura de techo sobre ellos.

Las esculturas en la arquitectura tolteca

La escultura es dentro de la arquitectura tolteca un elemento que se añade y complementa al edificio y no se usa con un fin netamente decorativo.

Esta civilización fue pionera en la inclusión de expresiones artísticas dentro de las edificaciones más destacadas como parte inherente del edificio funcional o votivo. Las mega construcciones toltecas se caracterizaron por poseer esculturas que actuaban como pilares y soportaban los techos. 

Estos pilares se tallaban en la misma piedra con diversos motivos religiosos, místicos o políticos.

En muchas esculturas se incluían animales de gran poder religioso como la serpiente, el jaguar y el águila. La mayoría de los pilares incluían serpientes diseñadas con plumas en la cabeza como representación del dios Quetzalcoatl.

Si quiere seguir leyendo más artículos interesantes sobre decoración de interiores visite nuestra sección de Arquitectura.   

Configuración