¿Qué es dibujo artístico?

0

El dibujo artístico es una de las actividades más reconocibles del mundo: la habilidad para delinear figuras que otros puedan reconocer, o que provoquen algún tipo de emoción en el espectador, no ha perdido su atractivo desde que nuestros antepasados hacían aquellos trazos describiendo escenas de caza en la Edad de Piedra.Cabeza de Leda por Leonardo (c.1505).

Y dentro del amplio mundo del dibujo, una de las vertientes más atractivas es, sin duda, el dibujo artístico. Esta rama del dibujo, incluso puede clasificarse en varios tipos que pueden reconocerse de alguna forma, aunque la división entre unos y otros a veces sea difusa. Pero primero, hay que intentar una definición para el concepto de dibujo artístico.

¿Qué es dibujo artístico?

Dejando un poco de lado ella discusión filosófica sobre el concepto de “arte”, podemos estar de acuerdo en que el dibujo artístico es aquel que se halla destinado a cumplir una función únicamente estética. Esto no quiere decir que la intención del dibujo artístico sea en todo momento decorativa; más bien apunta en el sentido de que el dibujo artístico persigue una emoción visual en el espectador.

El dibujo artístico suele guardar una profunda similitud con el arte de la pintura, aunque haya entre ambas artes una diferencia fundamental en los modos de trabajar: mientras que la pintura se basa en la creación de imágenes por medio de la difusión de pigmentos, el dibujo de concentra en el trazo para dar forma a las imágenes. Esta diferencia permite que ambas artes se complementen, como cuando se ejecuta un dibujo artístico a lápiz o carboncillo, como base previa para crear la obra definitiva usando pinturas.

Dibujo artístico y técnico: cómo se comparan.

El concepto expresado permite establecer diferencias importantes entre dibujo artístico y técnico: La principal es que el dibujo técnico persigue transmitir al espectador una información que debe conocer, sin importar lo que se opine de ella, el dibujo artístico busca causar una impresión, o provocar una emoción en el espectador.

El dibujo técnico es bastante riguroso en cuanto a las medidas y proporciones de los objetos representados; en tanto que el dibujo artístico se da más libertades en ese particular, ya que este tipo de libertades suele producir resultados que estimulan las emociones del público.

El otro apartado es el uso de símbolos: numerosos tipos de dibujo técnico usan símbolos como recurso, así como también el dibujo artístico puede emplear símbolos. Pero mientras en el dibujo técnico los símbolos son convencionales y se usan de acuerdo a normas bien definidas, los símbolos en el dibujo artístico responden a nociones que pueden variar: la experiencia personal del autor, la cultura, el propio tipo de dibujo artístico, o incluso quedar a libre interpretación del espectador.

Diferentes tipos de dibujo artístico.

Para quien entra en un curso de dibujo artístico, puede parecer al principio que existe un solo tipo: un dibujo sobrio, detallado, serio, elegante, y sobre todo difícil. Nada más alejado de la realidad: dadas las amplias posibilidades del dibujo artístico, el aprendiz puede aproximarse a él a través del tipo por el que sienta mayor afinidad, y si lo desea, explorar con el tiempo las otras categorías. Enumeremos las más generales. La primera categoría nombrada es esencial, pero las demás no se hallan en ningún orden particular:

Dibujo artístico básico.

Este es un tipo de dibujo que suele servir para iniciarse en el dibujo, y luego adentrarse en categorías de dibujo que puedan ser más atractivas, pero más complejas. Desde el punto de vista técnico, es un dibujo artístico “fácil”, ya que se aprenden las nociones más elementales: dibujo a mano alzada, uso de los lápices y otros implementos, cómo controlar el trazo, la composición, y cómo servirse de medidas y proporciones.

Todos estos conocimientos, siendo elementales, son los más importantes que todo dibujante debe conocer para abordar, e incluso crear otras técnicas de dibujo artístico.

Ilustración.

La ilustración es un tipo de dibujo artístico que suele ser concebido para complementar un texto. Tomando en cuenta que uno de los significados de “ilustrar” es “aclarar el entendimiento”, es válido considerar que las ilustraciones son un tipo de dibujo artístico complementario, que aclara y permite hacerse una mejor idea de lo que dice el texto que acompaña.

Un ejemplo contemporáneo del uso del dibujo artístico en ilustraciones, lo podemos ver en algunas infografías que se sirven de estos dibujos.

Boceto.

Un boceto es una versión previa, en dibujo, de una obra gráfica de mayor envergadura y detalle. Se usa en pintura como ejemplo visual o como base de trabajo; pero también se usa en escultura y en el mismo arte del dibujo artístico. El dibujante puede usar un boceto para darse una idea del dibujo final que desea, o simplemente para practicar su técnica.

Pero algunos artistas especialmente hábiles pueden llevar a cabo bocetos que son, en sí mismos, soberbios ejemplos de dibujo artístico.

Retrato.

Consiste en la representación de personas, reproduciendo de la manera más fiel posible sus rasgos distintivos. Permite diversas técnicas de dibujo artístico: lápiz, carboncillo, tinta, crayones, aerógrafo o herramientas digitales.

En el retrato, el dibujo debe parecerse lo más que se pueda a la persona dibujada, aunque se pueden variar detalles menores para enriquecer el dibujo: el escenario donde aparece la persona, variar detalles de la indumentaria, o favorecer los rasgos más atractivos.

Caricatura.

Este es uno de los tipos de dibujo artístico más llamativos y complejos que existen. Viene siendo una variante del retrato, en el sentido de que también busca la representación de personas, y también permite diversas técnicas de trabajo. Sin embargo, en la caricatura se recurre a enfatizar los rasgos físicos más relevantes de la persona representada, bien exagerándolos o minimizándolos, según la necesidad.

Esto convierte a la caricatura en un dibujo artístico humorístico, que puede usarse para bromear acerca de la persona representada, o satirizarla. Este último uso, frecuente en política, suele provocar que los caricaturistas terminen metiéndose en problemas con algunos gobiernos.

Personajes.

El dibujo artístico de personajes se suele referir a personajes ficticios: es decir, figuras que no representan a ninguna persona real. Esto incluye personajes de fantasía: monstruos, criaturas mitológicas, semihumanos y animales. Los personajes se pueden dibujar usando técnicas de retrato para que tengan apariencia realista, o pueden tener apariencia caricaturesca.

Este tipo de dibujo artístico de ficción se puede hallar con frecuencia incorporado a ilustraciones o novelas gráficas. También es frecuente que un dibujante que elabore retratos, los modifique para incorporar algunos elementos de un personaje.

Paisajes.

Los paisajes y los escenarios también constituyen elementos claves de una composición gráfica. Forman el fondo que le da ambientación a una escena, es muy importante que ayuden a transmitir, a través del clima que muestran, sensaciones diversas en el espectador: hay paisajes bucólicos, otros sombríos, otros cálidos y otros coloridos.

Hasta hace algún tiempo, los paisajes se elaboraban por medio de pinturas, pero los modernos recursos de dibujo artístico digital simplifican enormemente el trabajo. Aunque también es usual ver paisajes y escenarios de gran riqueza y detalle, elaborados mediante técnicas de dibujo lineal.

Hiperrealismo.

También conocido como hiper-realismo, tiene un nombre que sugiere la idea de “realismo exagerado”, aunque el nombre resultaría paradójico. El dibujo artístico hiperrealista, en realidad, es un dibujo sumamente detallado, que busca ser muy difícil de distinguir de una fotografía.

Para lograr el efecto hiperrealista, el dibujante suele elaborar su trabajo sobre la base de una fotografía, de la que toma una enorme cantidad de detalles. Conviene que el tamaño del dibujo sea mayor que el de la foto, con el fin de poder reproducir mejor los detalles. Así, a la distancia el efecto fotográfico es más impactante.

Graffiti.

Este es un tipo particular de dibujo mural que se lleva a cabo con pinturas en aerosol. Ostenta una serie de detalles que le otorgan personalidad propia: son expresiones gráficas de determinados grupos sociales, particularmente jóvenes. Los colores y el contraste suelen darle una enorme vitalidad. Pero el detalle distintivo para considerarlo como dibujo es el uso del trazo y los contornos como elementos de construcción.

Mucho se ha discutido sobre si es válido considerar el graffiti como dibujo artístico urbano o callejero. Esto, debido a que con frecuencia se realiza sobre muros en blanco que son propiedad privada, sin permiso de los dueños. Algunas personas los consideran por ello resultado de actos vandálicos, sin valor artístico. Siendo interesante el debate, esto no les quita su condición de dibujo.

Bodegones.

El bodegón, o naturaleza muerta, es un tipo de trabajo gráfico que los pintores suelen usar para aprendizaje o práctica. Permite ajustar detalles en cuanto a texturas, volúmenes y composición de objetos inanimados.

Muchos recuerdan, con o sin nostalgia, alguna clase de dibujo artístico de bachillerato, o del colegio, en la que debieron dibujar el clásico plato lleno de frutas, flanqueado por una botella de vino y un florero. Pero bien empleados, los bodegones son una gran ayuda cuando se quiere aprender a dibujar.

Cómics.

Los cómics, también llamados tebeos, son un tipo de dibujo artístico que tiene una de las mayores bases de fanáticos en el mundo. Se usan en la edición de revistas gráficas que narran historias, a veces divididas en episodios, donde abundan personajes de diversa índole: ciencia ficción, humor, romance, historia, y hasta relatos para adultos. El cómic japonés, llamado “manga” ocupa un lugar propio en la cultura popular contemporánea.

Las editoras de cómics se han convertido incluso en grandes emporios, que contratan artistas de renombre para editar sus relatos, que también han saltado con enorme éxito al cine, a la TV y a los juegos de vídeo.

Combinando tipos de dibujo artístico.

El amplio uso del dibujo artístico en medios de entretenimiento y medios publicitarios, ha hecho que con frecuencia se requiera combinar diversas técnicas y recursos gráficos para generar un dibujo completo. Se puede dibujar el fondo de una escena, y usando recursos técnicos, se agregan elementos de primer plano, y personajes. Esto es típico de los dibujos animados, pero también lo es de los videojuegos.

De hecho, lo típico es que un grupo de dibujantes se encargue de elaborar los paisajes o escenarios que ocuparán el fondo; otro grupo trabaja dibujando los objetos del primer plano, y los personajes son dibujados por un tercer grupo. Esto permite en ocasiones incorporar artistas especializados en modelado 3D a proyectos que en su mayoría son bidimensionales. Esta clase de dibujo artístico combinado, se puede dar también del otro modo: dibujos bidimensionales incorporados a un modelo 3D para proporcionar texturas.

¿Qué debe contener un buen kit de dibujo artístico?

Es probable que quien desee iniciarse en el dibujo artístico tenga el impulso primario de adquirir un juego completo de lápices, un enorme bloc de dibujo, rotuladores, goma de borrar, plantilla, caja de más de 100 crayones y toda la parafernalia. O más aún: comprar una avanzada computadora de última generación con amplias capacidades gráficas, tabla para digitalizar y lo más reciente en software gráfico.

Ese entusiasmo es admirable, y debe ser fomentado; pero también debe ser canalizado. El dibujo artístico aficionado es una actividad entretenida y relajante cuando la persona sabe disfrutarla. Y todo dibujante sabe que los primeros resultados no suelen ser todo lo impresionantes que uno espera, sobre todo en el área del dibujo artístico.

Es por ello que, mientras se ahorra para el gran gasto, es conveniente disponer de un bloc modesto, de hojas que ronden los 21,5 x 30 cm; un lápiz del N.º 2, y una goma de borrar en buen estado. ¿Cuál es el objeto de esto? Practicar, desde luego. El dibujo artístico se perfecciona con la práctica, la observación y la paciencia. Incluso en el caso de estar asistiendo a un curso de dibujo artístico en una academia de calidad.

Cada dibujo que no resulta de nuestro gusto es una fuente invalorable de aprendizaje: corregir una proporción, mejorar una textura, elegir otra manera de componer la imagen. Casi sin darse cuenta, el dibujante aficionado comenzará a aumentar su arsenal de recursos de dibujo artístico: lápices de dibujo de diferentes durezas, sacapuntas, bloc con papel de diferentes tipos, hasta llegar a los recursos avanzados. El kit de crecerá amoldándose a la forma que tenga cada talento para el dibujo artístico.

Conclusión 

El dibujo técnico se realiza generalmente con el fin de transmitir información técnica o ilustrar conceptos. Debido a esto, el énfasis está más en asegurarse de que la información, las medidas y el contenido del dibujo sean precisos y correctos en comparación con las cualidades artísticas.

El dibujo artístico generalmente se hace para disfrutarlo solo y no principalmente como un vehículo para transmitir información. Debido a esto, las cualidades artísticas de la forma, el manejo, la técnica, el carácter, el diseño, el énfasis son más importantes.

Dicho esto, los dibujos técnicos todavía pueden tener muchas cualidades artísticas, y los dibujos artísticos pueden ser técnicamente precisos y realistas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.